Jump to content

Search the Community

Showing results for tags 'gaysex'.

  • Search By Tags

    Type tags separated by commas.
  • Search By Author

Content Type


Forums

  • General
    • News
    • Introductions
    • General Discussion
  • Written Works
    • Stories
    • Role Playing
    • Continuous Stories
    • Unfinished Stories
    • Fantasies and Story Ideas
    • Chat & Role-Playing Transcripts
    • Real-Life Muscle Growth Experiences
  • MG's Storiversary
    • General
    • 5th Annual Storiversary
    • Storiversary Story Archive
  • Media
    • General Images
    • Artwork & Morphs
    • Artists Showcase
    • Videos
    • Before & After Transformations
  • Community
    • Personals
    • Chat Buddies
    • Surveys & Polls
    • Advertisements
  • Bodybuilding
    • General
    • Training
    • Muscle & Mind
    • Diet & Nutrition
    • Steroids
    • Watch Me Grow
  • Off Topic
    • Main Off Topic Board
    • News & Current Events
    • Weird / Funny / Interesting
  • Hyper and Impossibly Big Muscle!'s Welcome!
  • Hyper and Impossibly Big Muscle!'s Gallery
  • DC Area Muscle's Discussion
  • Tall Muscle's Discussion & Advice
  • Furry Muscle Club's Club Chat
  • Miembros Hispanohablanes!'s Presentaciones
  • Miembros Hispanohablanes!'s Sponsor buscando culturistas
  • Miembros Hispanohablanes!'s Culturistas buscando sponsor
  • Superstrength and Crushing's Your favorite Superstrength & Crushing Stories
  • Dumbing Down Fraternity's Mutual Muscling
  • Dumbing Down Fraternity's Dumb Stud Pictures
  • Dumbing Down Fraternity's Dumbing You
  • Dumbing Down Fraternity's Meathead Make-Believe
  • South East Asia Muscle Club's Muscle Tales
  • 2D Muscle Artists's Topics
  • Bodybuilding Best Practices's Top Tips, Articles and Guides
  • Bodybuilding Best Practices's Video Clips
  • Bodybuilding Best Practices's Bodybuilding Websites
  • Second Life's GYMS
  • Second Life's Topics
  • New York City Muscle's Personals
  • New York City Muscle's Member Intro
  • Rochester NY Area Lifters's Topics
  • 3D Muscle Club's Topics

Find results in...

Find results that contain...


Date Created

  • Start

    End


Last Updated

  • Start

    End


Filter by number of...

Found 10 results

  1. Era de mañana en el diario "El Clarín", en una de sus oficinas se encontraba Peter Parker, un chico castaño de 27 años de edad, medía 1.85 y pesaba 90 kgs. de músculo, estéticamente bien distribuido, traía puesta esa mañana una camisa blanca que se ajustaba bien a su anatomía atlética, pero sin ser demasiado llamativo, la camisa se ajustaba bien en su pecho y bíceps, también llevaba un pantalón negro de vestir y un calzado del mismo color, bien lustrado, el cuello de su camisa desabotonado solo para permitirle respirar bien y no sofocarse, pues el viaje matutino usando sus poderes para llegar al diario había sido bastante veloz, tomó las mangas de la camisa y las arremangó para dejar descubiertos sus antebrazos mientras tomaba un folder con fotos de Spiderman, se sonrió entre sí. Estos meses habían sido importantes para él, encontró un traje alien que lo había mejorado por completo, le dió más velocidad, agilidad, fuerza, músculos, y sobre todo un crecimiento en su virilidad que él en un principio no podía creer, aún recordaba cuando solo medía 1.75 y pesaba solo 70kgs., era sorprendente lo que unos meses con el traje le habían hecho, de tener un pedazo de solo 16 cms. de virilidad en erección pasó a tener un monstruo de 25 cms. No dejaba de ver sus fotos, apaleando maleantes la noche anterior, era magnífico, pensaba en el puesto que estaba compitiendo en ese momento como fotógrafo de planta, el otro hombre definitivamente no tenía oportunidad, dió un sorbo a su café mientras seguía sentado y vió la puerta de entrada de la oficina. Llegó alguien, justamente el hombre que no tenía oportunidades contra Parker, era nada más y nada menos que su compañero de oficina, Eddie Brock. Eddie era ya un hombre de 37 años de edad, a pesar de ser mayor en edad que Peter, se veía más joven, era rubio, de cabello corto, facciones joviales, ojos azules y totalmente lampiño, la vida no le había favorecido, nunca tuvo oportunidad de ejercitarse, ni hacer dietas u otro tipo de cosas debido a su físico, medía tan solo 1,65 cms de alto y pesaba tan solo 60kgs., definitivamente no imponía de ninguna forma, todo mundo le pasaba por encima y últimamente alguien en especial. El pobre Eddie llegó agitado y sudando a la oficina, con su maletín color café a un lado. Eddie estaba vestido con una camisa de color azul cielo que resaltaba aquellos ojos suyos, un pantalón café y calzado del mismo color, todo se hubiera visto bien de no ser por que todo le quedaba grande, a excepción del calzado, la camisa le colgaba de los laterales, y ni que decir de los hombros y las mangas, daba la impresión de que un niño se había vestido con la ropa de su padre, debido a ello nunca tuvo oportunidad de ligar con alguien en su vida. Mientras aún respiraba de manera agitada veía a Parker bastante fresco y seguro de su persona. Eddie se cuestionaba cómo era posible que Parker estaba así si vivía más lejos que él del trabajo, a pesar de tener cierto recelo al castaño, lo saludó ... - Hola, buenos días Parker - Se oyó su voz algo aguda, parecía la voz de un joven de 15 años. - ¿Cómo le haces para llegar antes que yo, si yo vivo más cerca? Peter lo miró de reojo y sonriendo mientras tomaba su café, le dijo: - Por que me levanto más temprano que tú, "amiguito". Eddie miró a Parker, notó que el castaño había mejorado mucho su físico en los últimos meses, sabía que eso no era normal en una persona, además Eddie siempre peleaba por entrar en el bus de la primera hora, mínimo debería que ver a Parker en el transporte o llegar al mismo tiempo si es que Peter tomaba el bus de otra ruta. Eddie terminó por mejor dejar de pensar en ello y se metió al baño para refrescarse un poco, aún así no podía dejar de sentirse frustrado, al salir vio al Sr. Jameson hablando con Peter y solo dijo él: - Hola Sr ... Jameson y Parker vieron al rubio de reojo y siguieron en su plática ... si, literalmente lo habían ignorado. Parker le mostró al jefe sus fotos de Spiderman, Jameson quedó satisfecho como siempre con aquellas fotografías, las tomó y se fue sin decir nada, Peter vio al rubio de nuevo ... -Vaya, de nuevo se te fue el avión del éxito " amiguito ". - El castaño volvió a tomar su café y a darle un sorbo mientras se recargaba en el rubio y lo veía como poca cosa - No te preocupes Eddie, siempre debe haber un segundón para que el primer lugar brille más y descuida, cuando me den el puesto , serás mi "asistonto", te lo aseguro. El rubio apretó su puño y saco su hombro del contacto de Parker para después tomar su maletín y probar suerte en la ciudad por unas fotografías. Peter solo lo vió: -Bye "pequeñín". Oye cuando vuelvas de pasear tráeme un café ... - El castaño sonrió mientras veía salir al rubio -Pobre Eddie, casi me da pena el pobre, pero bueno, no puede competir con un súper hombre como yo ... Parker se quedó de ocioso en la oficina mientras esperaba que fuera más tarde para la hora de la comida, total, al final sabía que en la noche tomaría sus fotos, mientras tanto cuando Eddie salía ... - Maldito parker, su actitud ha cambiado , es un pedante ahora- murmuraba el rubio mientras iba a su lugar secreto dentro del diario, era un cubículo abandonado y muy reducido, solo tenía espacio para una silla y unas cuantas cosas, Eddie entró y activó su radio clandestino de la policía mientras seguía pensando en Parker - solo por que ha cambiado su físico y tiene suerte con las fotos me trata así. Ya se había hecho tarde y Parker tenía hambre ya: - ¡Maldición Brock !, ¡¿Dónde te metiste?!, Sabes que quiero mi comida a cierta hora, maldito enano. - Peter salió de la oficina bastante enojado y se dirigió a la calle para comprar algo y así calmar su apetito, ya pudiendo comprar algo se tranquilizó un poco, pero seguía molesto debido a que aún consumiendo lo que había comprado, su hambre no desaparecía. - Comí demasiado y aún tengo hambre, no lo entiendo, ¡¿Por qué me está pasando esto ?! - El castaño empezaba a enfadarse más, pero en ese momento comenzó a activarse su sentido arácnido. - Sí, lo que me faltaba- se fue a un callejón oscuro y metió su ropa de civil en una bolsa de telaraña -Vamos a perseguir a los chicos malos y a tomar fotos. Mientras tanto Brock salía a toda prisa, escuchó sobre un asalto a un banco cercano y salió disparado del diario, directo a la acción. Al salir vió al mismo tiempo a Spiderman ir hacia la escena del crimen, no era lejos, Brock corrió lo más deprisa que podía, pero llegó demasiado tarde, al estar ya en el lugar solo vio cómo Spiderman salía de escena y varios criminales envueltos en telaraña, pegados a los postes de luz, el rubio se sintió fatal, otra escena de acción se le había escapado. - Maldición, así no lograré nada. Tomó fotos de lo que podía y regresó al diario lo más pronto que pudo, tenía en mente lograr ofrecer sus fotos antes de que Parker apareciera, aunque era muy raro, Peter nunca estaba en la escena y aún así conseguía fotos. Al llegar a la oficina se sorprendió, Parker ya estaba ahí, entregándole varias fotos a Jameson. Brock veía como su oportunidad se desvanecía mientras el jefe entraba a su oficina con Peter detrás de él, el pequeño rubio solo se sentó en su escritorio bastante agitado de tanto correr y entonces ... -¡¡¡Brock !!! Parker gritó como si fuera el jefe al entrar en su oficina compartida, mientras que el rubio solo lo veía con enfado y Parker cerraba de un portazo el lugar y Eddie lo cuestionó. -No sé cómo le haces ... Tú estabas aquí en la oficina y vuelves con fotos y no estás cansado ... - Peter se acercaba poco a poco a Brock que aún seguía agitado, pero confrontándolo, el rubio no sabía si eso era una buena idea o no, pero ya lo estaba haciendo. -¡¿Qué quieres Parker ?! -¡¿Qué quiero?! - Parker sonrió con algo de burla, y así tomó del cuello de la camisa con ambas manos a Brock, levantándolo del suelo, mientras el rubio veía como los pectorales, bíceps y antebrazos del castaño se tensaban en la camisa. - Esas no son maneras de contestarle a tu futuro jefe .- Parker acercó su cara a la del rubio - ¡¿Porqué olvidaste mi comida, maldito enano ?! -¿Cu ... cuál comida ?, No me pe ... pe ... pediste na..nada, solo un café... si regresaba, pero ... - ¡Cállate !, Deja de balbucear como estúpido , sabes que si te pido algo tienes que traer eso y más, en todo caso no me trajiste ¡Nada !, Eso no es de buenos amigos. ¿Oh si? Pequeño charal sudoroso. Las venas del antebrazo de Parker estaban dilatadas debido al tiempo de mantener suspendido al rubio. - Tú ... Tú no eras así .... ¿Que te pasó? - Dijo el rubio algo asustado y triste mientras el semblante de Parker cambiaba de ser agresivo a estar algo fuera de sí, soltando a Brock y dejándolo caer al suelo. - Yo ... Yo ..., Vete por comida y no tardes - El castaño le lanzó billetes en la cara a Brock - Hazlo ya ... Después de eso el rubio se arrastró por el suelo, tomó el dinero y salió disparado de la oficina, pero aún le temblaban algo las piernas. - Maldito Parker. ¿Qué se creé el idiota? No, mejor no lo hago enojar más, no se qué más me podría hacer - El rubio vuelve con una ensalada y pechuga de pollo asada, no había tardado nada en verdad. - Ahí tienes Parker, que te aproveche.- Eddie no pudo evitar decirlo con un tono algo desafiante. - Ya era hora - Mientras tanto Peter no prestó atención al tono de Brock, estaba tan hambriento que solo le importaba la comida, el rubio de lejos veía cómo Peter comía, parecía ansioso y desesperado, como un animal salvaje, incluso soltaba unos cuantos gruñidos , así que prefirió salir e ir al baño, mientras tanto solo pensaba en la conducta de Parker durante los últimos meses, se dirigió al baño del piso, abrió la puerta y se dirigió a uno de los mingitorios. Desenfundó su pedazo de carne, solo medía 8 cms., Y eso si fuera erecto, en reposo solo eran 5 cms, así es, el rubio era pequeño hasta en eso. Mientras orinaba y sentía pena por si mismo oyó abrirse la puerta del baño, para su desgracia era nada más y nada menos que Peter que lo observaba, el castaño comenzó a olfatear, cómo si oliera algo en el ambiente y mientras hacía eso su pantalón de vestir marcaba la gran erección de Parker, el pedazo caliente de 25 cms. de su entrepierna, estaba al máximo. - Aaaaahhhh- el castaño parecía apreciar algún olor. - Aquí huele ... - Dijo el castaño acercándose a Brock. -¿Qué quieres decir con eso? - Eddie guardó su falo y subió la bragueta de su pantalón, tenía un presentimiento y pensaba mejor salir lo antes posible de aquel lugar. - Seguro es el baño, está mal lavado, saldré y le diré al personal del aseo. Parker se acercó al rubio y lo tomó con bastante fuerza. - ¡Eres tú! ... ¡Tú apestas! - Parker volvió a cargar al rubio como lo había hecho ya hace rato y empezó a frotar su gran erección en la entrepierna de Eddie mientras al mismo tiempo le oprimía su pequeña hombría. -Quieres ser preñado.- El rubio estaba acorralado y se sintió indefenso, no podía ocultar su rostro de preocupación. -Parker, si ... si ... huelo así es por qué corrí mu ... mucho hoy ... Me pondré des ... desodorante para no mo ... molestarte ... - Tú quieres ser preñado- Parker parecía un animal salvaje que no razonaba. - ¡¿Preñarme?!, ¡¿A qué te refieres ?! Parker soltó a Brock pero solo para tomarlo fuertemente por la cintura. -Sabes que necesitas un macho, pequeña perra.- El castaño empezaba a merodear con su mano de forma lasciva el cuerpo del rubio aún por encima de la ropa de éste, la mano de Peter empezaba a deslizarse hacia la pelvis de Eddie, casi por tocar su hombría, pero en ese momento Parker se detuvo . - No ... No ... Esto no está bien ... No ... - Peter soltó al rubio de inmediato y salió rápidamente del baño. Eddie sudaba frío, solo en el baño, pegado a la pared aún, traumatizado, se sintió débil y frágil, sus piernas no dejaban de temblar, era la primera vez que alguien intentaba violarlo, solo pudo encogerse y quedarse en estado fetal en el piso de aquel baño.
  2. Tales of Xzarda: An Erotic Science Fiction Fantasy Dedicated to the Cult of Hercules Written for men who are into muscle. Big, cut, defined, fantastic, Herculean muscle. Following is part of Chapter One of the novel. The 1st 3 chapters are available in separate posts close to this one. Tales of Xzarda. 25 chapters total. Available in full for instant download at; https://www.amazon.com/dp/B09LLDPTQT Note: The text below is best viewed in dark mode but I will repost the first chapter in full again. You can also go to Amazon for the 1st 2 chapters by using the “Look Inside” feature. The 2 chapters are about 40 odd pages. The whole book is over 550 pages and it keeps your attention through to the end. There is a lot of amazing descriptions of incredible, amazing musclemen and a lot of sex. But also a fun story with some interesting ideas to consider. Part One: Fuckpuppy to the MuscleGods Chapter One: The Arrival. It’s not always easy to get what you want. It’s also not easy to figure out what you , and so much information trying to convince you what you need. It’s hard to have the strength to sift through it all. I ended up with a series of sub-optimal choices. Some friends and relatives were still jealous of my choices compared to theirs. The grass is always greener on the other side, as they say. At least my choices were leading to a safe life. A comfortable life provided the planet didn’t burn up in another twenty years. But maybe a bit boring and lonely in all honesty. Of course, some drama would invariably crop up at work. I may have said the wrong thing, or someone decided to interpret something I said negatively. Or I simply put my foot in my mouth, drawn to stupidity like a moth to a flame. There certainly were plenty of nights that I replayed the minor conflicts at work endlessly, ...so much time spent on nonsense that basically went nowhere. And yet, time after time, I would get hooked. Pointless drama is addicting. Maybe it is a cure for boredom. Or just a useless trick of our monkey minds. I was in my house a little after 9 PM, stoned on the sofa and surfing the net while I watched TV. Nothing unusual. I had to work the next day yet again, so my aim was to unwind. I lived on my own. But I was used to that. I moved to a small city to pursue my career, even if that meant having to sacrifice my social life. There weren’t many gay men to connect with in my town. But I was open to the possibility of meeting someone and went to the gym regularly. I accepted solitude and, frankly, enjoyed it. I came from a family with a lot of drama, so I found peace comforting. Maybe I distanced myself from others more than I needed to. Maybe the peace I experienced was good for me. Suddenly, I felt jerked around as if I were having a seizure. I was breathing and conscious and then noticed I was floating in the air. I swallowed deeply and spun, then stopped, and felt a massive rush in my head like when you stand up too fast. Then I passed out. After what felt like only minutes, I woke up and found myself lying on top of a large, soft table/bed in a sterile lab. I felt disoriented and small on the massive and comfortable cushion. It seemed like they made it for someone twice my size, maybe 8 ft tall. The pair of gray 2xist briefs I was lounging in at home were neatly folded beside me, cleaned and very much real. Still feeling cloudy, I could discern a few people moving toward me. As they approached, I noticed they wore dark glasses, had fine fur-like hair, and were grayish with rabbit-like features. They were slender, and shorter than me at slightly over 5 feet tall. Their ears looked like giant mice and they had a non-threatening, almost comical, presence despite being engaged in a professional purpose. They raced around making excited, high-pitched sounds. Despite feeling anxious, I found them amusing. But I also knew something strange had just happened. The technicians were working on equipment I had never seen before. But I found nothing odd with that, I wasn’t interested enough in the health field to be up to date on its technology. The workers may have also just been in costume. However, after having watched a lot of science fiction in my day, I got a sneaking suspicion I was quite far from home. A while later I noticed a few larger, more menacing figures come closer toward the bed. The grayish folk scattered and disappeared. I began to get my bearings and saw things a bit more clearly as a wave of fear engulfed me. Three men came toward me and they were large and imposing but seemed human. As they moved closer, I thought “shit!” and my heart started beating faster while the fear subsided, but my adrenaline continued to surge in overdrive. These men were enormous, super-fit, and damned handsome. They had incredibly muscular bodies under their lab coats. They were tall. Taller than any men I was used to seeing. They must have been close to 7 feet each, with massive, bulging round shoulders as wide as a wall and comparatively narrow waists. Their chests were huge, with biceps that stretched the sleeves of the thin, silk-like cloth of their lab coats. They looked like superheroes. A little further down from their jackets I noticed their baskets and watched as their groins swole and pressed against tight, spandex-like pants. Cords laced their crotch areas and secured their waists like football pants. Their clothing, although serious and professional-looking, was fashionable and designed to complement their well-developed physiques. One had royal blue tights with an embossed jacquard design and a black cord. He also wore a yellow mesh shirt that hugged and defined his thick and hairy chest. The second wore black tights and a gray shirt with a deep V-neck that revealed his huge and perfectly sculpted pecs. A field of short, light brown hair had grown on them. The third was smooth and wore similar black pants and a dark gray, almost transparent shirt under his coat. He turned and I could see the black fabric entered between and defined the beautifully round muscle of his large, dimpled butt cheeks. Like those of a well-muscled, giant male ballet dancer. I was naked on the bed and grew a boner as I watched them come closer. I looked along my much smaller body and saw my smooth chest was still full and squared, my 6-pack was marginally visible, and my legs were nicely shaped and defined. I was well-worked out; I had not shrunk. There was at least a foot of space above my head and below the heels of my bare feet, and a couple of feet of space on either side of me, but the table/bed was massive. As much as I fought against it, the blood continued to flow into my exposed, 7-inch cock and I mindlessly stroked it as I attempted to hide it. They noticed how I was looking at them and I felt embarrassed. They glanced at each other, then peered down at me and grinned at my pathetic attempt to hide my boner. The one with the exposed chest reached into his pants and adjusted his big dick for greater comfort. I watched mesmerized. The thought flashed in my mind of how I wanted to go down on it, or at least have him rub it against me. I pretty much forgot I had just been abducted. The one in royal blue reached over with his massive hand and gently stroked me from my pec down my right leg. He wanted to feel the hardness of my body and softness of my skin. I gave in to the fact my exposed dick was full, hard, and pointed upward. They seemed thrilled and I smiled back at them, excited despite my uncertainty and anxiety. I enjoyed being touched and wanted the superman to do it more. To them, they hit the jackpot. Those three giant musclemen craved nothing more than to kiss, cuddle and fuck me there on the spot. Despite their overwhelming interest, they were restrained, and I remained unsure, still a patient on a hospital bed, or a prisoner at their mercy. Little did I know they were a small part of a larger plan, and there was much more in store. Ruud says the rest of this Chapter and Chapter 2 are available to read in separate posts close to this one. They are also available for free at the following link along with some maps and other information: https://www.amazon.com/dp/B09LLDPTQT
  3. Hola, el día de hoy les traigo una nueva historia, esta historia la llevo haciendo por unos meses y finalmente la terminé justo en el mes del padre, y creo que será perfecto mostrarla en esta fecha. Con esto también aviso que la historia tendrá incesto y cosas por el estilo. Así que comenzamos. _________________________________________ Defendiendonos de los Bullies. Hola, mi nombre es Lucas y junto a mi hermano David nos caracterizamos por ser unos cerebritos, somos de los chicos más inteligentes de toda la universidad, hemos ganado muchos premios y reconocimientos por esta misma razón. Aunque no todo es color de rosa, primero que nada nuestros padres están separados, vivimos con nuestro padre, pero este siempre está en el trabajo, se podría decir que al final de todo nos llevamos bien, aunque nos gustaría pasar más tiempo juntos. Segundo y lo peor de todo, en la universidad algunos nos ven como unos héroes gracias a que tenemos muchos premios por nuestra inteligencia, pero hay un grupo en nuestra clase que nos hace la vida imposible, los atletas de la clase, siempre están molestandonos porque somos unos nerds y porque son más fuertes que nosotros, también llegan a molestar a personas de otras clases, son demasiado fastidiosos, y además al contrario de nosotros, solo pasan las materias por ser buenos en los deportes y nos parece de lo más injusto, y no es que estemos en mal estado físico o que no comamos sano, pero ellos llevan todo al otro nivel, algunos incluso se inyectan esteroides y no podemos competir contra eso. Cada día nos sentíamos más artos de esta situación, cada vez queríamos obtener venganza por todo lo que nos hacían, así que decidimos planear algo, para que todo esto acabara; así que estuvimos todo un mes trabajando en nuestro plan para por fin vengarnos. Todo el mes estuvimos creando un suero que transformaría el cuerpo de un hombre con pobre estado físico a uno de una bestia musculosa, esto solamente si se bebe el suero completo, pero nosotros nos dividiremos el suero en dos, que no nos convertirá en unas bestias pero si nos dará un buen cuerpo de atletas para defendernos, además que no queremos que ninguno se vuelva un niardental musculoso y que afecte nuestra hermandad, jajá. ¿Somos muy inteligentes, verdad? !Lo pensamos en todo! O eso creíamos... Todo esto comienza un día miércoles, en la tarde, el suero estaba casi completo, lo único que faltaba era que llegara el ingrediente que hará que todo funcione "La testosterona Maximun" es un suplemento demasiado escaso y muy caro, tuvimos suerte de encontrar uno, posiblemente nunca volvamos a encontrar otro jamás, estábamos anciosos para que el cartero viniera de una buena vez y nos lo trajera. -.Uff... Ya falta muy poco David, estoy rastreando el paquete y vendrá en 3 minutos. *Dije entusiasmado* -. Ay, hermano, parece que he estado esperando años, pensar que muy pronto podremos vengarnos de los estúpidos deportistas del salón, y del odioso de Brendan, por culpa de él los demás comenzaron a molestarnos. *Decía David, mientras se acostaba en su cama, cansado por el trabajo* -. No dudes que no lo haremos, todo esto terminará muy pronto, esto no nos ayudará solamente para vengarnos, ya verás como conseguiremos muchas citas con esto, jejé, finalmente dejaré de ser un virgen, jajajá. -. Oye, es verdad, no puedo esperar a tener un cuerpo tan genial, jejé. *Ding Dong* -. Oye, creo que ya vino, vamos baja rápido! *Decía David entusiasmado* -. Ya voy, esperame. *Dije mientras trataba de ponerme las pantuflas* Bajé con mi hermano las escaleras, lo más rápido que pude, recibimos dos paquetes en lugar de Uno. Luego nos fuimos a la cocina para ver de que se trataban. -. Oye que es el otro paquete? *Dije intrigado* -. A ver, *Decía David mientras lo abría* Oh, es una cámara, aquí dice que para Jonnhatan Johnson, Oh, es para papá! Era de la que tanto hablaba. -. Oh, ya, bueno, hay que abrir el otro paquete. -. Sí, ahora voy. Abrí el paquete que era para nosotros y saqué la caja con la testosterona maximun. -. Huh, es más pequeño de lo que pensé, se nota que hay pocas variante de estas en el mundo, jejé. *Dije mientras observaba el pequeño tubo con la sustancia* -. En las instrucciones dice que luego de vertirlo a la mezcla se tiene que dejar por un día en el congelador para que haga efecto. *Decía David con la hoja de instrucciones* -. Muy bien vamos a traer los sueros y a vertir este bebé *Dije entusiasmado* Subimos y bajamos ya con los dos sueros y los medidores y preparamos todo para vertir la testosterona al suero. -. Muy bien Lucas, asegúrate y la cantidad sea la misma. *Decía David algo nervioso* -. Lo sé, haz silencio David, yo sé que hay que hacer... *Decía mientras vertía la testosterona en dos tubos con medición, tenía que verter justo la cantidad necesaria, con un poco de nervios logré vertir la misma cantidad en los dos tubos de ensayo, lo único que quedaba era verterlo a los sueros* Muy bien hermano, llegó la hora, toma tu tubo, vamos a veter y esperar a que se enfríen para tener nuestros cuerpos deseados. -. Sí, hay que hacerlo Lucas *Decía David emocionado* Vertimos los dos tubos con la testosterona a los sueros que estaban dentro de dos botellas de una tal soda llamada "Ultra Cola", para que nuestro padre no sospeche y piense que estamos haciendo droga o algo así. -. Muy bien, todo listo. -. ¿Crees que papá pensará que son drogas como la otra vez? jajá *Dijo David* -. Lo dudo jajajá, no creo que las vaya a tirar, fue buena idea camuflarlas por bebidas. Muy bien, son las 2:00pm, así que mañana luego de ir a la universidad a las 4:00pm podremos beber los sueros. -. Espero y no duela, no quiero que papá se asuste con nuestros gritos, ya sabes lo estricto que es. -. Meh, no creo que nos haga nada, lo vamos a dejar fascinado cuando vea en lo que nos convertimos. Ahora estaría bien pasar el rato jugando videojuegos, para que el tiempo avance rápido. -. Me parece buena idea *Dijo David corriendo hacia la sala* El tiempo pasó y nos estuvimos horas jugando, hasta que llegó papá. Papá es un contador, se caracteriza por ser algo bajito, bastante delgado y también es calvo, esto por el estrés que le causa su trabajo, él es un hombre algo enojado y estricto, aunque la verdad solo es así por su mismo estrés, no le tomamos mucha importancia cuando nos regaña la verdad, ya que aunque sea estricto, es gracias a su cuerpo que no impone mucho, a veces se preocupa mucho por nosotros y no puede entender que ya no somos unos niños, aunque a veces sea molesto lo queremos y le tenemos aprecio, ya que es el único papá que tenemos. -. Aghh... Hola chicos, ya llegué, hoy tuve un día muy duro... *Dijo papá mientras entraba y se sentaba en el sofá cansado de su trabajo* -. Hola pá. (Dijimos ambos) -. Aghh... Chicos pueden pedir una pizza? Hoy no tengo ganas de cocinar. *Decía papá mientras bostezaba* -. Claro... *Dije yo* (Como si cocinar a alguna vez, siempre ordenamos comida) Pedí la pizza y papá comenzó a hablarnos de su día. -. No van a creer esto, recuerdan el nuevo puesto de trabajo que me habían prometido? Pues resulta que se lo dieron al presumido de mi compañero, ¡el que lleva menos tiempo que yo! Es increíble, llevo 10 años allí y le dan a otro el puesto que me merezco solo porque el otro tiene carisma y se ve bien, pero lo que importa es el intelecto, de seguro no tiene idea de como se hacen los inventarios, vaya día de mierda... *Decía mi padre con enojo* -. Oh, que mal... *Dije sin ponerle demasiada atención a lo que decía, ya que no era raro que se quejara al venir del trabajo* -. Por cierto, no llegó nada para mi hoy? *Preguntó mi padre* -. Ah, sí, es la cámara de la que tanto hablabas. *Dije mientras le daba su paquete* -. Genial! Finalmente podré hacer las fotos tan geniales, me hice una cuenta de Twitter solo para esto. -. Te hiciste un Twitter? Y qué vas a publicar ahí? *Preguntó David* -. Publicaré fotos sobre insectos y plantas. *Decía mi papá emocionado* -. En serio? Pero eso es aburrido... *Dije con un poco de decepción en mi voz* -. No es aburrido, solo esperen a ver las fotos que voy a publicar, es verdad, deberían comenzar a seguirme ya, vamos entren a Twitter y siganme, les comparto el link de mi perfil. *Decía mi papá entusiasmado* -. No lo sé papá, yo- -. Vamos por favor, solo háganlo, ya verán que luego, tendré muchos seguidores y querrán seguirme, vamos solo háganlo, ya! *Decía mi padre con un tono ya molesto* -. Agh, vamos hermano, solo hagamoslo, sino va estar toda la noche molestando con esto. *Me dijo David* -. Está bien, pá. -. Genial, jajá, recuerden activar las notificaciones para ver todas mis publicaciones. -. Ok... Entramos a nuestros Twitter y le dimos follow a nuestro padre para no volverlo a escuchar a hablar de esto. El tiempo pasó y la pizza vino, comimos mientras papá no se daba cuenta de nada, debido a que se había quedado dormido en su sillón favorito, así que solo comimos mi hermano y yo y no fuimos a dormir. A la mañana siguiente, nos levantamos ansiosos, sabíamos que el día había llegado pero aún teníamos que esperar unas horas más para poder llevar a cabo nuestro plan. -. Hoy es el día David, por fin tendremos lo que tanto deseábamos. *Dije mientras me preparaba para ir a la universidad* -. No puedo esperar, ayer el día pasó muy lento para mi, creo que no podré concentrarme en clase. Terminamos de prepararnos y nos fuimos junto a nuestro padre, papá nos dejó en la universidad y luego condujo hacia su apestoso trabajo. Las clases pasaron como cualquier otro día, Brendan y sus amigos molestaban como siempre y nosotros solo deseábamos que el tiempo pasara más rápido para poder darle su merecido. Luego de una ardua jornada de clases en la universidad, por fin habían terminado, estábamos a punto de irnos a la casa, hasta que el director nos llamó por medio del alta voz a su oficina. -. Agh, qué querrá el director ahora? Tenemos prisa... *Dije con decepción* -. Oh, ya recuerdo, creo que es por lo del proyecto que presentamos la semana pasada, de seguro y nos dará otro premio. *Dijo David para aclararme* -. Agh... Pero eso dura mucho tiempo, encima habla super lento... *Dije quejandome* -. Nooo... Pero por qué justo hoy!? *Dijo David decepcionado* Al final no tuvimos de otra que quedarnos e ir a que el director nos felicitarla con su extenso discurso y su aburrida voz. Ya eran las 4:30 y mi padre ese día salió temprano así que había llegado a casa mucho antes que nosotros. -. Hola, ya llegué... Chicos...? Dónde están? Quizá no han llegado, quizá y les volvieron a dar otro premio, esos chicos si me llenan de orgullo, jejé, ojalá y me tomarán más en serio... Pero bueno. *Dijo mi papá mientras iba a la cocina a buscar que comer* Mi papá estaba cansado como siempre, a pesar de incluso haber llegado más temprano de lo normal. -. Agh... Vamos a ver que hay en el refrigerador... hoy tuve otro día de mierda, no almorcé por hacer ese inventario, y aún así no le pareció suficiente al jefe; pero si que le gustó la presentación del estúpido presumido de mi compañero, como lo odio... Oh, al parecer hay pizza de la de ayer... También quisiera algo para beber, veamos que hay por acá. *Dijo mi padre cuando abrió la parte del congelador donde teníamos los dos sueros* Oh, los chicos compraron de las sodas que les pedí "Ultra Cola" ¡Son de mis favoritas! Aunque tienen un color diferente... Será un nuevo sabor? Oh, bueno, nuevo o no de seguro que estará bueno, voy a tomar una... Aunque pensándolo mejor, me voy a tomar las dos, tengo muchas ganas de algo frío. *Dijo mi padre que iba felizmente con las "sodas" y su pedazo de pizza hacia la sala para ver televisión mientras comía y bebía las dos "sodas"* Uff, esto sabe muy fuerte, pero la verdad es que está muy bueno, me las voy a terminar en nada, jajá. *Dijo mi padre mientras bebía el contenido entero de la primera botella y comenzaba a abrir la segunda con emoción* Mientras tanto nosotros seguíamos en la escuela escuchando el discurso aún del director, y luego de dos largas horas de charlas, premios y aburridos discursos finalmente pudimos salir de ese infierno. -. Dios, qué horas son ya? *Preguntó David* -. Son las 6:47pm, si corremos de seguro llegamos a las 7:20pm, el suero debe haber estado listo hace horas. *Dije mientras aumentaba el ritmo de mi paso al caminar* -. Ok vamos. Corrimos lo más rápido que pudimos hacía nuestra casa, con logramos llegar, aunque sin mucho aliento, al abrir la puerta unos ruidos de objetos rompiéndose y un quejido de un golpe que provenía de una voz profunda nos llamó mucho la atención, al parecer este venía de la cocina. -. Oye... Qué habrá sido eso? *Pregunté asustado* -. No lo sé... Pero mira, son las cosas de papá *Dijo David mientras apuntaba a su maletín en la entrada* De seguro es él. -. Estás seguro? Porque el quejido sonó de una voz más gruesa que la de él. *Dije un poco confundido* será mejor ir a ver... Intrigados y temerosos decidimos ir a ver, al pasar en frente de la sala nos encontramos con la televisión encendida, deducimos que nuestro padre la había dejado así, así que no nos preocupamos demasiado y seguimos caminando hacia la cocina, de donde los ruidos provenían... Llegamos justo a la entrada de esta, estaba a oscuras, pero se podía ver un poco lo que pasaba ahí, con valor entramos para ver que era lo que provocaba esos ruidos y esperábamos aliviarnos al encontrar a nuestro padre como siempre, haciendo cualquier cosa; pero al entrar nos encontramos con una sorpresa que nunca podríamos eliminar de nuestra memoria. Al entrar vimos como una montaña de músculos desnuda estaba en frente nuestro, luciendo su musculosa espalda y su enorme culo, se encontraba tratando de reparar un jarrón que de seguro había roto con su inmensidad. Estábamos atónitos, no sabíamos que decir, mi hermano y yo nos mirábamos y temblabamos del miedo por no saber quien era ese gigante, hasta que este se dio la vuelta, percatandose de nuestra presencia. -. Eh? ¡Hasta que al fin llegan! ¡Los estuve esperando chicos! *Decía el gigante algo molesto* -. T-tú q-quién eres?... *Dije mientras mi hermano me tomaba del brazo* -. Qué!? Pero si soy yo! Su papá Jonathan! *Dijo el gigante tratando de acercarse a nosotros* -. No... Nuestro padre no es así... El es pequeño, bajo y calvo y no tiene una voz tan profunda... Vete de aquí o llamaremos a la policía *Dijo mi hermano con voz temerosa* -. Qué!? Pero si soy yo, en serio! Por qué no me creen!? *Decía el gigante mientras cada vez se acercaba mas* -. No detente, no te acerques, v-vete de aquí ahora. -. Como es que no entienden, vengan acá les mostraré. * Dijo el gigante que comenzó a avalanzarse más rápido hacia nosotros* -. AAAAAHH!! CORREEE!! *Grité a mi hermano* Corrimos hasta el segundo nivel, pero aún podíamos escuchar al gigante persiguendonos y parece que nos estaba alcanzando por muy rápido que corrieramos, así que nos decidimos meter al baño, entramos y nos metimos a la regadera y cerramos la cortina, esperando a que no nos encontrara. Tratábamos de contener la respiración para que no nos encontrara y calmarnos un poco. -. Crees que nos encontrará, en verdad será papá? *Susurraba mi hermano* -. Shhh... Nos va a escuchar. *Dije para callarlo* Escuchábamos sus pasos, se acercaban hacia nosotros, sentíamos que nos iba a encontrar, pero de repente al parecer paró, pensábamos que había entrado a otra habitación. -. Ya se fue? *Susurro David* -. Creo que sí... *Susurré* -. No, estoy aquí. *Dijo la bestia musculosa que nos había encontrado* -. AAAAHHHH!! *Gritamos ambos* -. Esperen, esperen, shhh... Ya les dije que soy yo, su padre *Dijo el enorme hombre de voz porfunda* -. Papá... En serio eres tú...? *Preguntó David* -. Sí, solo que creo que me transformé en esta bestia. *Dijo mi "papá" confundido* La verdad no lo podíamos creer tampoco, se veía espectacular, como un héroe espartano en la vida real, incluso su cabello había crecido otra vez y tenía mas pelo en otras partes, al contrario que antes. -. Papá... Cómo? Cuándo? Por qué? *Preguntó David con confusión* -. No tengo idea, solo vine, comí una pizza, vi televisión y me tomé dos sodas, solamente, luego de eso mi cuerpo comenzó a doler y comencé a crecer y ahora estoy así... *Dijo mi padre viendo su enorme bícep* -. Espera, espera; dices que bebiste unas sodas? Qué sodas específicamente? -. Dos ultra colas que estaban en el refrigerador, son mis favoritas... Intercambiamos miradas con mi hermano y decidimos salir corriendo a la sala. -. Ey! A donde van con tanta prisa!? *Dijo mi padre con su profunda y nueva voz* Llegamos a la sala y vimos las dos botellas completamente vacías. -. No queda nada, ni siquiera una gota... No puede ser... *Decía mientras trataba de sacar una gota de las botella y beberla pero era imposible* -. Esto no puede estar pasando, como es que no dejo nada!? -. Ya les dije, son de mis favoritas *Dijo mi padre que iba entrando a la sala* pero me podrían decir que eran esas sodas y porqué eran tan importantes? -. Esas botellas eran un suero experimental que estábamos creando, no se suponía que tu lo bebieras, se suponía que nosotros tomaríamos cada uno y tendríamos cuerpos de atletas, pero ahora tu te tomaste los dos y te convertiste en más que un atleta, sino que en una bestia. *Dije frustrado* -. Pero qué!? Iban a tomarse esos sueros sin siquiera haberlos probado primero? Que irresponsables, no lo puedo creer. *Dijo mi padre con algo de enojo* -. Bueno sí, pero ahora no podremos por tu culpa! *Dijo mi hermano gritando* -. Mi culpa!? Pero si ustedes saben que esa es la bebida que siempre tomo yo! -. Claro que no! *Grité a mi padre* -. Claro que sí, y hace dos días les dije que pasarán comprando de esas sodas porque son mis favoritas, siempre hablo de ellas; pero parece que ustedes nunca me hacen caso o me prestan atención. *Decía mi gigante padre decepcionado* -. En serio...?, espera sí recuerdo que nos dijiste... *Dije sorprendido* -. Es verdad, de hecho creo que tomamos las botellas que papá ya se había bebido... *Dijo mi hermano percatandose de todo* -. Bueno, ¡pero eso no te da el derecho de tomarte algo así porque sí! *Dije a mi padre para hacerle entender* -. Por qué no hacen más y ya!? *Preguntaba enojado mi padre. -. Ese suero tenía una sustancia única, no podemos pedir otra, así que sigue siendo tu culpa! *Gritó mi hermano* -. Que!? Encima me siguen culpando!? Pues lo siento, pero estas son las consecuencias de sus actos por no escucharme! -. El problema es que tu nunca te diste a respetar, ¡se nota que no nos enseñaste bien! *Grité* -. Sí, sí hubieras sido mejor padre antes esto no estaría pasando! *Gritó David* De repente podría ver una cara de enojo que nunca había visto antes en mi padre nunca, solo con ver esa expresión nos detuvimos con los gritos y comenzamos a temblar del temor que nos causaba, mi padre comenzó a apretar fuerte los puños de repente y levantó el su sillón favorito y lo lanzó contra la pared rompiendolo completamente. -. AAAAAAAAAGGGHH YA CALLENSEEEEE!!! SE ACABÓ, ES HORA DE QUE USTEDES SEPAN ALGO DE DISCIPLINA! COMO ES POSIBLE QUE MIS HIJOS ME DIGAN ESO? *Gritaba fuertemente mi padre con su profunda voz mientras nos veía con sus ojos llenos de furia* -. L-lo siento papá, por favor n-nos hagas daño, por favor *Decía yo con casi lágrimas en los ojos* -. Sí, papá perdón *Dijo mi hermano arrodillandose* lo lamento... -. Yo... Agh... Olvidenlo, ya todo pasó, no hay nada que podamos hacer, lo siento, siento gritarles, pero más les vale no volverme a hacer enojar, okey? -. S-sí *Dijimos ambos* -. Muy bien, creo que podemos tranquilizarnos un poco, jajá. *Dijo mi padre para tranquilizarnos, aunque luego su cara se convirtió en una de preocupación* Mierda! Mañana tengo una presentación importante, y no tengo nada que ponerme, mi ropa quedó destrozada después de transformarme en esto, necesito ropa ya! Al oír esas palabras apenas no estábamos dando cuenta del enorme pedazo de carne que papá tenía entre las piernas, era muy enorme. -. Es verdad papá, taparte por favor *Dije tratando de cubrirme los ojos, pero imposible no dejar de ver* -. Ah! Es verdad! N-no me miren chicos, v-vayan a traerme una toalla. Fui con mi hermano y le trajimos la toalla más grande que teníamos en la casa, aunque aún así le quedaba corta gracias a su enorme estatura, pero al menos no estaba mostrando su enorme verga todo el rato. -. Muy bien chicos, necesito que vayamos al centro comercial, ahora! Vamos suban al carro! -. Pero papá, no puedes ir en toalla, no te dejarán! -. Lo sé, necesito que ustedes me compren la ropa, un traje y corbata, de lo más grande que tengan, también unas cuantas camisas, pantalones y... -Y...? *Pregunté* -. Ropa interior, que no tengo nada que ponerme abajo, pero eso sí, necesito que todo sea grande, no puedo ir tan apretado a mi presentación de mañana. *Decía preocupado mi padre* -. Papá no sé si debamos- -. No les estoy preguntando, les estoy diciendo que vamos a ir, ¡AHORA! Al escuchar ese "ahora" de mi papá decidimos entrar al auto con mi padre, teniendo cuidado de que nadie nos vea en el vecindario. Entramos rápido y mi padre condujo hasta el centro comercial, llegamos allí y nos dijo que se quedaría a esperar en el auto. -. Recuerden, ropa grande, okey? *Gritaba nuestro padre desde su auto que le quedaba pequeño ahora* -. Okey! *Gritamos nosotros mientras íbamos a la entrada* -. Espero y esos chicos encuentren lo que necesito *Se decía mi padre asimismo, mientras veía como un auto se estacionaba al lado de él* En el auto había otro chico, parece que de otra universidad e intercambiaron miradas se saludaron y se sonrieron el uno al otro. Mientras tanto nosotros entrábamos y salíamos de muchas tiendas, tratando de encontrar ropa para mi papá, con algo de complicación al final encontramos lo necesario, solo faltaba la ropa interior, cosa que nos daba mucha vergüenza ya que ni siquiera era para nosotros, pero aún así lo logramos, pagamos por todo y salimos hacia el estacionamiento, este último estaba casi vacío, ya eran las nueve de la noche, y estaba algo oscuro, pero aún podíamos ver el auto de papá así que fuimos hacia donde estaba, pero mientras más nos acercabamos ruidos extraños se comenzaron a escuchar, ruidos y murmullos que solo escuchaba en videos explícitos de internet. -. Sí... Así... Que rico lo haces... Casi no te cabe... Que rico... Mmm... Nos acercamos al auto y nos escondimos detrás para ver que era ese ruido, cuando nos percatamos de que era nuestro padre, él estaba con otro hombre y este último le estaba dando satisfacción por medio de una mamada a su enorme verga, estábamos muy sorprendidos al ver ese acto y decidimos evitar que esto continuará en algo más intenso. -. Sí... Vamos... Apresúrate... En cualquier momento van a venir mis hijos... *Decía mi padre con su gran trozo siendo lamido por la boca de otro hombre* -. Qué!? Papá qué rayos haces!? *exclamé para evitar que siguieran* -. ¡Mierda, vete de aquí ya, corre! *Dijo mi padre mientras apartaba al hombre y lo hacía ir a su respectivo auto* mierda... Chicos puedo explicarlo... jejé... -. En serio!? En un estacionamiento!? Ten un poco de decencia papá, ¡eso no se hace! *Decía David que intentaba no ver su enorme verga parada* -. Lo siento sí, el chico vino comenzamos a hablar, yo estaba desnudo y las cosas surgieron, ya, es algo normal, saben? He estado muy caliente últimamente. -. Sí, pero por favor no lo vuelvas a hacer acá, imagínate si alguien lo hubiera visto, no puede ser... *Dije decepcionado* Sabes qué mejor hagamos como que esto nunca pasó, ok? Toma, acá está la ropa, vamonos a casa ya. -. Genial gracias lindos, uff, sí compraron calzoncillos de los buenos *Dijo mi padre mientras veía su ropa interior nueva* -. Sí, sí ya guárdalos y vamonos. Salimos del estacionamiento, mientras íbamos en camino no podíamos dejar de ver la verga parada de papá mientras este conducía. -. Este... Papá... Podrías hacer algo con eso... *Dijo David con un poco de vergüenza* -. Ah, mierda! Lo siento chicos jajá... Pero no creo que se me baje hasta que me venga, pasenme la toalla para taparlo jajá... Con algo de vergüenza se la puse encima de su enorme tranca, la verdad es que sentía mucha envidia de lo grande que lo tenía ahora, quería tenerla así también yo, y de seguro mi hermano también. Llegamos a casa y mi padre fue corriendo hacia al baño, haciendo lo que mi hermano y yo ya sabíamos que era, y la verdad es que papá no era muy silencioso al darse placer, daba muchos gemidos, y esos gemidos se convertían un gruñidos y sinceramente nos exitaban, incluso una erección se hizo presenten en mi y mi hermano no era la excepción. -. Oye tú- *Dijo mi hermano antes de que lo interrumpiera* -. No lo menciones... *Dije avergonzado* -. AGHH UFF SIII... *Gritaba mi padre que de seguro se acababa de venir* -. Mierda, solo lo está haciendo peor. -. Mejor vamonos ya a dormir... Decidimos ir a la cama, aun con la erección, pero como sea logramos dormir; nuestro padre era una bestia musculosa ahora, y nos preguntábamos si esto sería así todo lo que resta de nuestras vidas. Al día siguiente nos levantamos temprano y ocurrió algo fuera de lo normal, nuestro padre estaba despierto, ya listo para salir, y no sólo eso, también se encontraba haciendo el desayuno, algo que no había hecho nunca, por lo general, lo hacía mi madre y desde que se separaron comemos siempre afuera. -. Papá!? Qué haces despierto!? *Pregunté intrigado* -. No ves? Estoy haciendo el desayuno, estoy viendo un tutorial en YouTube de como hacer un desayuno balanceado para nosotros, jejé. *Dijo con una sonrisa* -. Wow, nunca pensé a papá decir algo así *Dijo David* Nos sentamos en la mesa, esperando a que papá terminara y luego nos sirvió el desayuno, que tenía un aspecto realmente bueno. -. Wow, esto se ve realmente bien, Pá. -. ¡Y sabe realmente bien! *exclamó mi hermano mientras comía un bocado* -. Sabía que les gustaría, mis lindos. Comimos el delicioso desayuno de papá, este último se sirvió dos veces para poder llenarse y luego fue a sentarse un rato en el sofá a ver televisión, mientras tomaba un café, también estaba luciendo su nueva conjunto de ropa que le quedaba muy bien. -. Jé, chicos, creo que tenemos que comprar un nuevo sillón, rompí mi favorito ayer, iré luego del trabajo. *Dijo mi padre quien procedió a tomar un poco de café* Sin decir nada, decidimos ir a prepararnos para la universidad, la verdad no queríamos recordar el ataque de furia que tuvo nuestro padre la noche anterior. Terminamos de prepararnos y papá nos llevó a la universidad, nos dejó y luego se dirijió a su trabajo, con una sonrisa confiada, en el camino a nuestro salón estuvimos hablando un poco de nuestro nuevo padre. -. Uff... La verdad es que sigo enojado con papá, no puede ser que esto nos pasó a nosotros, y ahora tenemos que seguir aguantando al estúpido Brendan *Dije decepcionado* -. Agh, no me lo recuerdes, debimos haber sido más precavidos, creí que lo habíamos, pensado en todo... Pero debes admitir, que papá se ve muy bien. *Dijo mi hermano con un poco de sonrojo en su cara* -. Lo sé, su trasero se ve enorme y esos pantalones con los que iba hoy en la mañana eran ajustados, se veía muy sexy, imaginar que podríamos haber tenido un cuerpo sexy, pero bueno, al parecer tendremos que vivir con esto desde ahora *Exclamé con tristeza* Entramos a clase, pasamos el resto del día pensando en lo que pasará cuando lleguemos a casa a ver otra vez a papá, pensábamos en cómo iba a ser nuestra vida de ahora en adelante, terminamos la jornada y salimos del campus de la universidad para subirnos al autobús, en el trayecto nos pusimos a ver nuestros celulares para distraernos, casi llegábamos a nuestra casa, cuando mi hermano recibió una notificación de la cuenta de Twitter de mi padre, que había pasado de llamarse "Jonathan Nature" a "JonathanSex78". -. Qué!? Qué clase nombre es este!? *Dijo mi hermano mientras me mostraba el celular con la notificación de una nueva foto subida* -. Cambió de nombre, pero por qué ese nombre!? Dale a la publicación, vamos a ver... *Dije intrigado* Al entrar a la publicación por medio de la notificación nos encontramos con algo que nunca creímos que nuestro padre sería capaz de hacer, la foto publicada era algo que realmente nos impactó. Se trataba ni más ni menos de una foto del culo de mi padre completamente desnudo, exponiendo junto a este su enorme espalda y sus piernas abiertas, era increíble, como ver la espalda y las nalgas de un dios Griego. -. ¿¡Pero qué verga!? Esa foto... Estas viendo lo mismo que yo...? *Dije sin poder creerlo* -. S-sí, ¿cómo? ¿Por qué se tomaría una foto así? *Dijo mi hermano con preocupación* -. No tengo idea... Hace cuanto subió esa foto? -. Hace dos horas y... Dios! Ya tiene cincuenta mil likes, esto es increíble! -. Qué!? Te imaginas cuantas personas la vieron ya!? Debemos hablar seriamente con él. Al llegar a nuestra parada, decidimos correr hacia nuestra casa, abrimos lo más rápido que podíamos y entramos, buscamos a nuestro padre y lo encontramos viendo una película mientras comía palomitas y afortunadamente estaba con ropa, bueno, con una musculosa y unos shorts que casi no dejaban nada a la imaginación. -. Papá, ¡debemos hablar seriamente! -. Eh? Hola chicos, qué pasa? -. Papá que clase de foto es esta!? *Exclamó mi hermano que le mostraba la foto que había publicado* -. Ah... Bueno... Pues, quería probar la nueva cámara y me tomé una nueva foto, solo fue eso. -. Solo fue eso!? Tú digiste que la cuenta era para fotografíar plantas en insectos! *Exclamé furioso* -. Miren, se que dije que era para eso, pero me di cuenta que nadie quiere ver eso, lo que la gente quiere ver son cosas como esa foto, acaso no ves la cantidad de likes que tengo? Y es mi primera publicación! Chicos, me estoy volviendo conocido, esto es algo que siempre quise... -. Sí, pero no debería ser de esta manera... -. A ver, entiendo su preocupación de que me tome fotos así, parezco un cualquiera que solo quiere atención gracias a su cuerpo, pero esto es lo que soy y me hace feliz, además no se me ve la cara para nada, no deberían preocuparse. -. Bueno, puede que tengas razón pero no es bueno que lo hagas, es vergonzoso que tu papá se exhiba así... -. Agh, miren ya estuvo, miles de personas vieron mi culo, mejor cambiemos de tema. Les quiero decir que mi presentación fue todo un éxito, les gustó tanto que al final sí me van a dar el puesto que me había prometido, después de tanto tiempo trabajando allí, finalmente lo conseguí, la gente no dejaba de verme, les encantaba escucharme, nunca había sido así en mi vida, y todo gracias a este cuerpazo jajá. -. Vaya, felicidades pá, esos significa que ganarás más, no? -. Así es pequeñín, su papá va a traer más dinero para sus pequeñitos *Dijo mi padre mientras nos acaraciaba la cabeza a ambos* -. Ok... *Dije un poco molesto por su acto anterior* deberías dejar de hacernos así, ya no somos unos niños... -. Lo sé, pero sin mis pequeñitos. -. Bueno, aunque antes tú eras incluso más pequeño que nosotros *Dijo David un poco molesto* -. Sí, pero eso fue antes de convertirme en esta bestia, les digo que cada día que pasa amo más este cuerpo y pensar que al principio estaba algo enojado jajá, me ha traído tanta alegría a la vida. -. Sí, se nota, eres incluso más feliz y empalagoso que antes. -. Es porque los quiero hijitos. -. Sí... Gracias... Luego de esa charla decidimos irnos a nuestra habitación a hacer tarea, mientras dejamos a nuestro padre viendo televisión. Luego de un rato decidimos ir a dormir, al estar en la cama, me propuse a echarle un último vistazo a la foto de papá. -. Dios, no puede ser, se ve tan rico... Ufff *Dije mientras una erección aparecía entre mis pantalones* pensar que esta en esta misma casa me exita mucho más... Bueno ya! Debo dejar de pensar en él, no es correcto, es mi papá. Apagué mi celular y decidí dormirme por una buena vez. Al día siguiente nos levantamos y fuimos a la cocina, ese día nadie tenía que ir a trabajar o a estudiar, así que bajamos sin preocupaciones, al entrar a la cocina el desayuno estaba listo y nos encontramos a mi padre realizando actividades que nunca había hecho antes, se encontraba limpiando la casa. -. Wow, papá, estás limpiando? *Dije mientras me sentaba para comer* -. Increíble *Exclamó David* -. Sí, jajá, les digo que este cuerpo me permite hacer muchas cosas, cosas que no podía hacer porque me cansaba mucho *Decía mi padre mientras levantaba el estante de libros de su lugar con mucha facilidad para poder limpiar debajo de el* Terminamos de desayunar mientras veíamos a nuestro padre limpiar como loco la casa, luego de eso decidimos ir a nuestro cuarto a jugar videojuegos un poco. -. Oye, al final del día no está tan mal esto de papá. *Dije mientras trataba de pasar este nivel con mi hermano* -. Sí, finalmente hace más cosas que ir a trabajar, comer, dormir y quejarse de todo, creo que no está mal después de todo. *Decía mi hermano* Jugamos por horas, hasta que llegó la hora de almorzar, fuimos y la comida estaba servida igual que en la mañana, pero mi padre no estaba por ningún lado, aunque no le dimos mucha importancia, terminamos de comer y nos quedamos viendo un rato el celular, hasta que otra notificación llegó a nuestros celulares, y como temíamos se trataba de la cuenta de nuestro padre otra vez. -. Oye, es papá... *Dije preocupado* -. Oh, no... Qué será esta vez... Entramos a la publicación, pensando que no podríamos encontrar algo más peor que lo de ayer, pero al parecer nos equivocamos. La publicación se trataba de nuestro padre otra vez, esta vez en video, mostrando su cara y dandose satisfacción asimismo, gimiendo como loco. No lo podíamos creer, había mostrado su enorme tranca a todo el internet, junto a su hermosa cara gimiendo y tocando los pezones de sus enormes pechos. El video mostraba los últimos segundos de su paja, hasta que explotó todo su semen. -. NO PUEDE SER! PERO QUE LE PASA!? *Exclamé enojado* -. Espera, de hace cuanto es el video? *Dijo mi hermano asustado* QUÉ HACE 10 SEGUNDOS!? Cruzamos miradas entre mi hermano y yo y decidimos ir a su habitación corriendo, al entrar lo encontramos lamiendo su calzoncillo lleno de semen. -. Papá! Pero qué haces!? *Dije furioso* -. Por qué publicaste esto, dijiste no lo harías más! *Dijo mi hermano que le mostró el video* -. A ver chicos, lo siento, se que dije eso, pero no pude evitarlo, la gente me pedía más y más, yo tenía que darles. -. Pero no tienes que publicar esas cosas! Encima sale tu rostro! Qué pasaría si los vecinos se enteran!? -. Acaso me importa? Soy un hombre de 48 años que ahora tiene un cuerpo de dioses, la gente me alava, y si los vecinos me ven de seguro lo harían. *Dijo mi padre tratando de convencernos* -. Esto ha ido demasiado lejos papá, no puedo creer que lo hicieras. *Dije furioso* -. Que decepción y vergüenza, pá. *Dijo mi hermano que también se encontraba en llamas por lo furioso que estaba* -. Ya callense, ustedes solo están celosos de mi increíble cuerpo, solo porque no fueron lo suficientemente inteligentes para esconder sus sueros de mi, están celosos de que yo, su viejo, consiga más likes en mis publicaciones *Dijo mi padre enojado* -. Ugh, no puede ser, pá, esto debe parar ya! -. Y qué vas a hacer? No creo que con tu cuerpo de débilucho puedas hacerme algo nunca, já. *Dijo mi padre burlándose de nosotros* -. Ugh... Ya verás... Nos fuimos con mi hermano hacia nuestra habitación, a pensar en algo para acabar con esto. -. Ugh, se ha convertido en un cabeza hueca, es increíble que tengamos a alguien como Brendan viviendo en nuestra casa. -. Lo sé, es un fastidio... Oye, mira *Dijo mi hermano mientras me mostraba su pantalla de computadora* ¡Es un succionado de testosterona! Aquí dice que esto quita cualquier tipo de testosterona artificial, da igual su potencia, es perfecto y está barato! -. Genial, cuantas unidades hay? -. A ver, busco... Solo hay uno, y es el que vimos... mierda. -. No todo está perdido, cuantas personas están viendo la publicación? -. Al parecer solo nosotros, genial! Muy bien, hay que comprarlo, aquí dice que viene a las 9 de la mañana, el día de mañana, qué bien! -. Lo dudo, jajá, uff, finalmente podremos volver a tener a nuestro bajito y calvo padre como antes *Exclamé contento* oye, por cierto como funciona eso? -. A ver, aquí dice que tienes que acostar al sujeto y aplicar los succionadores a sus pezones y pene, y esperar a que succione la testosterona por completo. -. Uff, pero como convenceremos a papá de hacer eso? -. A ver... Aquí, compraremos inyecciones tranquilizantes para osos, lo inyectamos sin que se de cuenta y le succionamos la testosterona! -. Genial, no puedo esperar para mañana! Contentos con nuestro descubrimiento, pasamos el día jugando videojuegos. Llegó la noche y la hora de dormir, ni siquiera bajamos a cenar por el enfado que teníamos, aunque yo sí salí al baño y llevé mis audífonos, no podía evitar ver el video de mi padre y no masturbarme, me exitaba mucho, así que decidí hacerme una paja con el video de mi padre, quizá estaba mal, pero era inevitable. Al regreso del baño, me encontré a mi hermano, en la puerta del baño con celular y audífonos también queriendo entrar y hacer lo que yo también hice, pero tampoco hicimos comentarios al respecto. El día domingo y esperado por nosotros llegó, el día en que nuestro padre regresaría por fin. -. Despierta Lucas! Ya es hora *Exclamó mi hermano* en una hora viene el repartidor! -. Genial, vamos, bajemos a comer algo. Bajamos a la cocina, al entrar, nos percatamos que el desayuno ya estaba hecho, lo comimos aunque aún siguiéramos enojados con él, el tiempo pasó y por fin llegó lo que esperábamos. Abrimos la puerta y recibimos los paquetes, sacamos todo y lo preparamos en la sala. -. Ok, este es el plan, tú le inyectas a papá cuando baje las escaleras, lo llevamos a la sala y le sacamos la testosterona, ok? *Dije mientras le daba la inyección a mi hermano* -. Ok... Pero uhh... Papá hoy nos dio fresa con cremas para el desayuno... Y eso... Nos da ganas de ir al baño... *Dijo mi hermano mientras se tocaba el estómago* -. Mierda, corre al baño! *Dije mientras corría hacia al baño más cercano y dejaba el papel donde anote el plan* Mientras tanto mi papá bajó las escaleras, buscandonos. -. Chicos? Ya se levantaron? Quería disculparme por lo que les dije ayer... No fue muy bueno de mi parte... Oigan, están en casa? *Dijo mi padre que nos buscaba en la cocina* Mientras nuestro padre nos hablaba, este se topó con la nota y los instrumentos que dejé en la mesa. -. Qué!? "Plan para volver a hacer a papá el cascarrabias calvo que era antes"? Ellos quieren volverme a hacer como antes!? Ugh, cómo se atreven!? Encima que me vengo a disculparme! *Dijo mi padre que veía el succionador* acaso con esto quieren sacarme el suero!? Pues no se los voy a permitir... Mientras tanto nosotros regresamos del baño y fuimos a la cocina para tomar los instrumentos, pero nos llevamos la sorpresa de que el succionador no estaba. -. Espera qué!? Dónde está el succionador!? *Dije con preocupación* -. Lo dejé aquí antes de irnos al baño. *Dijo mi hermano preocupado* De repente escuchamos un ruido de algo rompiéndose en la sala, corrimos para ver que era, no sin antes que David tomara la inyección por si acaso; al entrar a la sala vimos como mi padre destruía el succionador, lo estaba haciendo añicos. -. No! Papá detente! -. AGHH!! QUÉ CREYERON QUE NO ME IBA A DAR CUENTA!? NO VAN A CAMBIAR LA BESTIA QUE YA SOY!! Mi padre estaba furioso, tenía la misma cara que tenía la vez que rompió su sillón favorito, estábamos asustados otra vez. -. No papá, e-esto es un mal entendido-*Dije antes de ser interrumpido por este* -. Ya cállate!! No creas que soy un estúpido! Ustedes merecen un buen castigo de una buena vez por todas. *Dijo mi padre que se acercaba a mi* -. Oye papá, espera n-no... *Dije mientras mi papá me tenía acorralado y luego recordé la inyección que David tenía* David! Inyectalo! -. QUÉ!? *Gritó mi padre* De repente David salió detrás de mí padre e inyectó el tranquilizante. -. Mierda...AGGH!.. *Expresó mi padre que había sido inyectado* Pero fue en vano, el tranquilizante no le hizo nada. -. Ustedes creen que van a detener a un titan como yo!? Ustedes no necesitan un simple castigo!! Ustedes necesitan más que eso, ustedes necesitan un poco de verga, hijos de puta. -. E-espera, papá sueltanos, a dónde nos llevas? *Exclamabamos ambos* Mi padre nos tomó y nos puso sobre sus hombros, nos dirijió hacia su cuarto, donde con sus palabras, ya sabíamos que era lo que nos iba a hacer. -. Papá, espera, qué haces? D-detente. -. Callense cabrones, ¡dejen de hablar¡ *Dijo mi padre furioso* A ver pendejos, pónganse de rodillas. -. P-pero... -. DE RODILLAS! Sin ninguna otra opción nos pusimos de rodillas ante la semejante bestia que era mi padre, que posteriormente bajó sus shorts junto a sus calzoncillos y liberó a su enorme trozo que colgaba entre sus piernas. -. Comiencen a chupar pendejos... QUE COMIENCEN YA! Intercambiamos miradas otra vez mi hermano y yo, sabíamos que debíamos hacerlo y que en el fondo deseábamos esto, así que comenzamos a lamer su enorme verga, nuestras lenguas se cruzaban, nunca había sentido la necesidad de besar a mi hermano, pero si lo habíamos pensado unas cuantas veces, pero esta vez la verga de mi papá hacía que esto sucediera, se notaba que deseábamos a nuestro papá, se notaba que nos pajeabamos con sus fotos, este último lo sabía, comenzamos a turnarnos para llenar de nuestra saliba la enorme tranca de papá. -. Mierda cabrones, ustedes no saben hacer mamadas, dejen que les ayude. Posteriormente papá nos tomó de la cabeza e intercambiaba con cada uno de nosotros para chuparsela entera o hasta donde nuestra garganta nos lo permitiera. -. Que rica boquita tienen, uff que rico...ahora vamos con lo más rico, subanse a la cama pendejos. Papá nos tomó del cuello de nuestras camisas y nos aventó bruscamente a su cama estábamos acostados esperando su siguiente acción de la que nos hacíamos una idea de lo que sería y de repente comenzó a romper nuestros pantalones y ropa interior, quedamos al descubierto, solo con nuestras camisas para posteriormente comenzar a besarnos, sentíamos un calor profundo, al tocar la lengua de papá con nuestras propias lenguas, se sentía estupendo, podía olfatear su olor a macho cada vez que se acercaba a mi para besarme, me encantaba. Luego de unos apasionados besos papá nos empujó, nos dió la vuelta y nos dejó de espaldas. A ver putos, levanten ese culo rico, ya llegó la verga que tanto esperaban. Hicimos lo que papá nos ordenaba y posteriormente papá escupió dos dedos de cada mano y comenzó a frotarlos por nuestros agujeros, sentíamos cosquilleos al sentirlos y aunque eran solo dos dedos, estos no eran pequeños, eran de la mano de esta bestia sexual que ahora es mi padre. Luego de un poco de roces comenzó a introducir lentamente sus dedos en nuestros anos. -. Ayyy... P-papá... S-somos vírgenes aún, ten cuidado... *Dije entre gemidos* -. Papá... N-nunca hemos hecho esto... *Decía David entre gemidos también* -. Descuiden, tienen suerte de que yo sea el que los desvirgue cabrones, yo creo que ya están listos. Papá nos volvió a dar la vuelta y nos dejó con nuestros culos levantados para poder apreciar a ese macho dándonos toda su hombría, dió un escupitajo a su verga para poder lubricarla y comenzó a masturbarse un poco, papá tenía otro tipo de mirada que nunca había visto antes, no era de enojo ni de otro tipo, esta mirada era la de una bestia sexual, como la de un depredador a su presa y se notaba que nosotros éramos las presas de papá. -. A ver putos, quien va primero... *Decía mi papá con su verga en mano* yo creo que tú David jajá. Papá tomó a David lo abrió y comenzó a meterle su enorme tranca, David se retorcía por el dolor y el placer que le causaba esto y yo no tenía otra opción más que masturbarme viéndolos. -. Uff que apretadito David, te estan temblando las piernas, UFFF... SIIIII... QUE RICO.... *Gemia mi padre con cada metida de pene que este le daba a mi hermano* -. Aaaaaghhh!!! Papá... Duele.... Aghh... -. Cállate cabrón!! Aguantame pendejo... Papá se follaba a David muy bruscamente y antes de venirse sacó su verga, me vio a los ojos y me jaló hacia a él. -. Ahora tú turno puto, prepárate para sentir a tu papá el macho a toda potencia. Papá tomó su tranca y le la introdujo en mi agujero, sentí algo que nunca había sentido en mi vida, una mezcla de satisfacción y dolor, me exitaban mucho que mi padre me estuviera cogiendo ahorita. -. Estas apretado más que tu hermano, ... QUÉ RICO JAJA! AGHHH UFFFF, no cabron... Agh... Me vas a hacer venir. -. Ayy... Papá... Uff... C-con cuidado... Agggh! -. Jajá, callate, Agh, di que te gusta mi verga puto! -. Me gusta tu verga... AGHHH!! -. Gime, dime papi y gime perra... DIOS QUE DELICIOSO ESTÁS... -. AGHHH... p-papi... Papi... UFFFF... Papá siguió así por un rato, mientras mi hermano se masturbaba acostado aún gracias a la cogida que le había dado papá y nos estaba viendo, luego de un buen rato de metida de verga, noté que finalmente papá se iba a venir gracias a su expresión, así que sacó su verga y se puso frente a nosotros, nos juntó y pidió que abrieramos la boca. -. AGHHH ME VENGO PUTOS ABRAN BIEN LA BOCA... AGGHHH... UFFFF... TRAGENSELO. Chorros de semen salían de la verga de mi padre y caían en nuestra boca, cara y camisa, nos dejó empapados, pero nos sentíamos muy complacidos por tener ese momento de placer con la bestia. Luego de la gran venida de nuestro padre, este último cayó a la cama rendido luego de habernos dado toda su leche, nos abrazaba a los dos, uno en cada brazo, podía oler toda su hombría, toda su testosterona, se sentía fenomenal. -. Uff... Eso... Eso fue muy bueno jajá... *Decía mi padre algo exhausto* siento haberles hecho esto chicos... Creo que esta vez me pasé, pero la verdad estaba enojado y también tenía muchas ganas de coger, no había cogido con nadie aún y ustedes estaban aquí, así que sucedió, pero igual lo siento mis lindos. -. Descuida papá... *Dije con demasiado cansancio* nos encantó, la verdad... Nos exitaban verte, saber que teníamos una bestia musculosa, nos volvía locos. -. Sí... Estuvo fantástico, y perdona también por hacerte enojar... *Dijo mi hermano que casi yacía en la cama* -. No, no se disculpen chicos, de seguro los asuste, eh? -. Sí... Pá, pensaba que nos ibas a golpear o algo. *Dijo mi hermano* -. No, nunca los golpearía, ustedes son lo que más amo en la vida, al contrario, quiero protegerlos.... Es solo que... Siempre he querido que algo bueno me pasara estos últimos años... *Dijo mi padre con tono serio* -. A qué te refieres? *Pregunté* -. Bueno, desde que soy niño , nunca tuve una vida escolar buena, a diferencia de ustedes nunca fui el inteligente ni me daban premios, nunca fui bueno en nada y los chicos se burlaban de mi y duró así hasta la universidad, y siempre fue porque era un débilucho, luego de acabar la universidad pensé que todo terminaría, pero en mis trabajos era igual, daba igual que tuviera muchos estudios, la gente se aprovechaba de mi; cuando conocí a su madre pensé que mejoraría pero conoció a un hombre mejor que yo y nos dejó, y tuve que trabajar arduamente en la empresa por 10 años para que no les faltara nada y nunca me ascendían, pensé que así sería toda mi vida, 48 años iguales, hasta que me convertí en esta bestia todo me ha ido mejor, la gente me nota gracias a mis publicaciones, quiere estar conmigo, me presta atención, todo me va bien, como siempre quise y hoy cuando me enteré que querían regresarme a mi cuerpo original, entré en pánico y me enojé mucho... No quiero regresar a ser el insignificante que era antes, me gusta ser la bestia que soy ahora, y me disculpo por si no les gusta, pero a mi me encanta ser así... Luego de escuchar sobre el triste pasado de mi padre, crucé miradas con mi hermano y sabíamos que el se merecía esto, que merecía tener este cuerpo más que nosotros, nosotros solo queríamos darles una lección a los bullies de la universidad que eran las primeras personas en hacernos sentir mal por ser inteligentes, pero papá sufrió toda su vida estudiantil y laboral, nosotros por lo menos siempre seremos reconocidos por nuestra inteligencia, sabíamos que deberíamos dejarlo disfrutar lo que no pudo disfrutar en su vida. -. Papá, no te preocupes... Entendemos... Disfruta de tu cuerpo... *Dijo mi hermano David mientras sobaba el brazote de papá* -. Sí, pá... Pero ten cuidado, ok? Tú también eres importante para nosotros... *Dije para posteriormente besar el brazo de papá* -. Gracias mis chicos, los amo, les juro que los voy a proteger, denle un beso a su viejo! Vamos!... Eh... Chicos...? Papá hablaba mientras nosotros nos habíamos quedado dormidos, este último solo sonrió y se quedó a dormir con nosotros, nos pasamos la tarde así, hasta 6 de la tarde, cuando papá nos hiso una cena exquisita, comimos, nos bañamos y decidimos irnos a dormir, dormíamos como bebés abrazado de nuestro padre. Al siguiente día nos despertamos, cambiamos, desayunamos y papá nos llevó a la universidad, llegando a esta se encontraba Brendan, nuestro bravucón de siempre. -. Ugh... Brendan está ahí... Mierda... *Dije enojado* -. No sé si debíamos entrar a la escuela. *Dijo mi hermano asustado* Brendan se encontraba molestando a un chico de otra clase, parecía que iba a golpearlo ahora, no creíamos que algo lo pudiera salvar. -. Quién es él? *Preguntó papá* -. Él es el bullie de la escuela... El molesta a todos los chicos más débiles que él... Él es la razón por la que queríamos tener un mejor cuerpo... Queríamos que dejara de molestarnos, porque está en nuestra clase y siempre nos molesta... -. Enserio!? Bueno... Pues va a aprender que no debe meterse con ustedes y con nadie, es hora de darle una lección a ese estúpido. *Dijo mi padre con mucha seriedad, para posteriormente salir y azotar la puerta del auto* Papá se veía enojado, salimos detrás de él para ver que iba a ser, llegó y se acercó a Brendan y comenzó a hablarle. -. Hey! Quién te crees que eres!? *Preguntó furioso mi padre* -. Usted quien es- Ou... *Dijo Brendan mientras se daba la vuelta viendo la inmensidad de nuestro papá* -. Soy el que te va a mostrar a respetar, jajá. *Dijo mi padre, con tono burlón* Posteriormente papá lo tomó entre sus brazos y comenzó a sobar bruscamente su cabeza con sus nudillos, se notaba que incomodaba mucho a Brendan, pero ese solo era el principio, papá prosiguió a sentarse en una banca y le bajó los pantalones y comenzó a nalguear lo fuertemente en frente de todos. Todos los chicos de la universidad comenzaron a burlarse de él, Brendan solo pedía parar a cada rato, pero papá no sé veía que quería parar. -. Quieres que pare? Pues bueno, voy a parar pero no me voy a ir sin hacerte...¡UN CALZONCHINO! *Dijo papá riendose* Papa subió a Brendan a un árbol y lo dejó colgando de sus calzoncillos ahí, todos nos reíamos, estábamos tan felices que alguien le diera su merecido al fin, papá solo nos guiñó el ojo, estábamos tan felices. -. Wow papá, gracias, estuviste increíble *Dije entusiasmado* -. Estamos muy orgullosos de ti *Dijo mi hermano feliz* -. Gracias campeones, recuerden que nadie los va a molestar mientras yo esté con ustedes; ahora vayan a estudiar, los veo luego. La campana sonó y todos entramos a clase, luego de habernos reído de Brendan que seguía colgado por un tiempo, luego la rama se rompió y calló sobre un charco, se notaba que había aprendido la lección y se fue a casa, las clases terminaron así que también nos fuimos a casa, donde papá nos esperaba con otra cena riquísima y que sabíamos que no era la última. El tiempo pasó y papá comenzó a ir al gimnasio para mantenerse y expandir más su fuerza, su barba también crecía, y no solo eso, fue ascendido nuevamente a jefe de contabilidad, le estaba yendo muy bien. Nosotros comenzamos a ir al gimnasio con él, obviamente nos tomará mucho o quizá nunca lleguemos a estar como él, pero nos ha servido mucho, hay gente que quiere salir con nosotros. La verdad es que nos está yendo muy bien a todos y nunca nos habíamos sentido más unidos con mi padre, no nos arrepentiremos de su cambio nunca más, y pensar que todo esto comenzó por querer defendernos de los bullies y terminó con nuestra familia más unida. Fin. ___________________________________________ Y así termina la historia, espero y les haya gustado y disculpen si encuentran algunos errores ya que es la más larga que he hecho hasta el momento , ya estoy planeando otras historias, aunque quizá sean más cortas que está. Gracias por leer.
  4. Rory34

    El Taquero

    Hola, ha pasado mucho desde mi historia anterior, jajá. El día de hoy les traigo esta nueva y extensa historia ya completa de una sola vez, espero y les guste Él es Ricardo (Ricky), tiene 20 años, ha trabajado como Taquero desde los 18 años, justo al salir de preparatoria. El negocio le fue heredado gracias a su difunto padre, el cual Ricardo motivado por sus últimas palabras de "Debes trabajar y convertirte en todo un hombre" aceptó. Ricardo era un chico bonachón, media 1.67, tenía un abdomen flácido y unos brazos no tan trabajados, a él no le importaba mucho ser así, aunque a veces le gustaría ser más fuerte, como su padre hubiera querido, lo único que le importaba a él es ser una persona gentil y amable; aunque la amabilidad que el tenía llegaba a perjudicarle, solía dar tacos gratis a personas que decían no tener dinero para pagarselos diciendo que otro día lo harían, obviamente mintiendo y aprovechandose de su confianza. Esto le había pasado factura a Ricardo ya que no le alcanzaba el dinero para pagarle al dueño del local en el que estaba su puesto de tacos. -. Tres mil cuatrocientos noventa y nueve, y tres mil quinientos! A la verga, no me llega la lana para pagarle al dueño. Me hace falta más dinero, aghh. Debería a ver cobrado a esos culeros que no me pagan. -. Hey que tranza Ricky. *Decía un muchacho de apariencia delgada y con muchas ojeras* -. Hola, Pepe... Nada solo estoy viendo que me falta un chingo para pagarle al dueño del local. Pepe era el mejor amigo de Ricardo desde la prepa, tomó un camino diferente a él vendiendo droga, suele irle bien aunque también suele consumirla lo cual se puede deducir por su apariencia delgada aunque con un poquito de musculo y su mirada perdida. -. Chale carnal, yo te prestaría pero no tengo nada ya lo gasté todo y no me ha pagado el patrón aún... -. No te preocupes... Ya me di por vencido... -. Ya te dije que te vengas a trabajar conmigo, pagan muy bien, jejé. -. No, no voy a vender droga, mi papá no hubiera querido eso... -. Tú piénsalo ya verás como te irá de bien jajá. Eh, ponme unos al pastor, ya me ruje todo. -. Marchando... *Decía tristemente mientras se ponía manos a la obra con sus tacos al pastor* Ten, aquí están. -. Uhmmm, está si es mierda de la buena, no sé cómo no tienes el dinero suficiente si estás cosas están bien buenas. *Decía Pepe mientras masticaba con la boca abierta* -. Gracias, tu si aprecias mi comida carnal. -. Es que es muy buena... Bueno, ya me tengo que ir *Decía mientras limpiaba su boca* llámame si queres algo carnalito. -. 'ta bien bro, adiós. -. Ahh... Ya nadie viene a comer tacos, cuando era niño este sitio estaba lleno de restaurantes de comida típica mexicana, ahora la mayoría de estos son veganos o lugares para hacer ejercicio, es un mal lugar para mi puesto... Aún así es el que menos me cobra, y está difícil encontrar otro lugar. Estoy acabado. *Se decía asimismo* De repente un carro lujoso se acercó hacia el puesto de Ricardo, parqueandose en frente de él, de el auto salió un hombre bien vestido con cara algo pretenciosa. Él era Santiago, el hijo del dueño de los locales y dueño de una empresa de moda, heredó todo eso de su padre que había fallecido hace dos años. Era un hombre de 1.73, atlético y vegano, cuidaba mucho su dieta y le gustaba vestir bien. -. H-Hola, Don Santi. -. Hola, señor Ricardo, ya le dije que no me llame "Santi" mi nombre es Santiago. -. S-sí, disculpe... -. Bueno, como ya debes saber, estamos en ese día del mes en el que vengo a cobrar el pago por el local, así que necesito que me des el dinero ahora, por favor. -. E-eh... No quiere comerse unos tacos..? Jejé. -. No me ofrezca tan grotesco "manjar" yo solo vengo por el dinero, así que demelo ¡ahora! *Decía friamente* -. Este... Re-resulta que no lo tengo completo, jejé... Le ha ido mal al negocio y me preguntaba si me podría dar por lo menos una semanita más para juntar el dinero, jé... -Pfft, no me haga reír; usted sabe muy bien que no le cobro demasiado y aún así no me va a pagar? Ni crea que le voy a dar otro día más, así que mañana en la tarde más le vale que se lleve todo a otro lugar. Vamos a convertir este lugar de comida grotesca en un negocio de batidos saludables. Adiós. Santiago se dirigió rápidamente hacia su auto y se fue del lugar. -. Mierda... Papá lo siento mucho... No pude mantener el negocio... *Decía Ricardo tristemente* Mientras tanto Pepe se encontraba en la bodega donde trabajaba junto a su patrón. -. Oye Pepe, ven acá cabroncito *Decía su Jefe* -. Que tranza patroncito? -. Necesito que pruebes esta madre, es una nueva droga que ha venido por parte de los chinos de Japón, dicen que es una bien fuerte y aún están experimentando con ella. Como sé que le entras a todo te la dejo a ti pa' que la pruebes, he escuchado que quizá no la vuelvan a hacer porque es muy poderosa y no quieren que caiga en malas manos, pero si me la dieron es porque soy de confianza y he sido cliente de esos taka-taka, así que aprovéchala mijo. -. A huevos que sí jefecito, puede confiar en mi. (No le entendí casi ni madres pero la cosa es que está buena esta mierda) *Decía mientras tomaba la bolsita de droga y la guardaba en su bolsillo derecho* -. Ah, y vende estas bolsas de mariguana en el parque, ya sabes, lo de siempre. -. Claro que sí, capitancito. Pepe salió de la bodega, justo en la entrada de esta recibió una llamada de su amigo Ricardo. -. Qué tranza Ricky? Qué paso? -. Ah... Ya me mandaron a la verga, necesito que me ayudes a subir unas cosas a la troca para llevármelas a mi casa. -. Chale, vale verga el dueño de esos locales, ni una semanita más te dio para que vendiera? -. No, ni verga... Pero ya ni modo, tengo que buscar trabajo con lo jodida que está la situación. -. 'uta amiguito, ya voy pa' allá. Ricardo comenzó a guardar sus cosas en cajas, mientras que Pepe se encontraba en camino hacia su negocio. -. Ay... Papá, discúlpame siento decepcionarte papito, no pude hacerte honor... *Decía Ricky con lagrimas en sus ojos* Pepe llegó al negocio, encontrándose a su amigo llorando. -. Ya llegó tu hombre Ricky, jajá... Ay... No carnal... 'tas mal... Ya no llores. -. Disculpa cabrón, no podía soportar... Creo que ya se me fue... -. Así me gusta carnal, que seas fuerte, quizá no de cuerpo pero si de mente, jajá. -. Jejé... Gracias, ahora ayúdame a levantar estas cajas bien pesadas. -. Ok, allá voy. *Decía Pepe mientras levantaba las cajas con facilidad* Pfft, jajaja, no pesan nada, si estas bien débilucho wey. -. Ya wey, ya sé que no soy bien fuerte, pero así me gusta. -. Ya wey, jajá, no te enojes... Ah, y la oferta sigue en pie, ya sabes lo de ir a vender ya sabes qué conmigo. *Decía Pepe mientras guiñaba su ojo* -. No, nunca le haría eso a mi papá que en paz descanse... Prefiero ser pobre y sano... -. Tú dices eso porque nunca la probaste, deberías hacerlo. -.No... Mejor cambia de tema y terminemos guardando. -. Sale, tú te lo pierdes... ¿Oye y esta carne? *Decía mientras observaba un tupper* -. Ah, me la llevaré a comer hoy, sino lo hago se me echa a perder. -Ah... *Decía Pepe mientras una idea surgía en la cabeza de este* (Debería ponerle un poco de mariguana a su carne pa' que la pruebe y así va a ver como le gusta jiji) Pepe se acercó más al tupper, sin pensarlo, sacó una bolsita de su bolsillo derecho y lo vertió todo en su carne, cerró el tupper y comenzó a sacudirlo para que se mezclara bien. -. ¿Qué haces? *Preguntaba consternado Ricardo* si quieres un poco de carne te doy... -. No, yo en casa tengo mucha comida, jajá... Vamos a seguir subiendo tus cosas a la troca. *Decía Pepe nervioso* -. Sale, está bien ... Rarito. Ricardo y Pepe subieron casi todo al auto, excepto la estufa, unas sillas y el refri. -. ¿Y esto lo vas a dejar? *Preguntaba Pepe* -. Sí, me dijo que tengo hasta mañana en la tarde para irme, así que veré si puedo vender algo más... -. Ah... Bueno, creo que ya es hora de que cierres por hoy Ricky. -. Sí... Ayúdame a meter la estufa al local. -. Sale. *Decía Pepe mientras sostenía un lado de la estufa* Ricardo hacía lo máximo que podía, pero al final el mayor trabajo lo hizo Pepe; terminaron de cerrar y se despidieron, Ricardo se fue a su casa mientras Pepe se fue al parque a vender droga. -. No puedo esperar a que me diga que le pareció *Decía Pepe mientras frotaba sus manos pícaramente*pero pa' mientras a hacer dinerito con más droguita, jajá. Ricardo llegó a su casa, bajó su tupper con comida y lo dejó sobre la mesa y se sentó un rato a pensar. -.Ay... Vale verga, tengo que empezar a buscar trabajo... Maldito Santiago, debería haberme dado una semanita más, ya le había hecho esto mismo a varios otros negocios como los helados de Doña Chonita o el puesto de carnita asada de Don Luis... Pero qué se le va a poder hacer, no se le puede decir nada... Lo siento papá, te fallé... *Decía tristemente* por lo menos aún te tengo a ti, carne, esta tristeza me está dando mucha hambre... Ricardo comenzó a devorar toda la carne gracias a su despecho, se sentía vacío, esperando a que está acción lo ayudara. -. Uh... Esto no me va a hacer bien... *Decía mientras tocaba su estómago* será mejor que vaya a dormirme ya... Mañana tengo que levantarme temprano para vender lo más que pueda. Ricardo se puso su pijama y se dirijió a su cama a rezar un poco. -. Por favor, Dios, dame fuerzas para sobrellevar esta situación, ojalá y estés cuidando a mi papito hasta allá arriba y dile que lo siento... No pude convertirme en el hombre que él quería.... Ricardo terminó y se acostó a dormir, todo iba bien hasta que el reloj dió las 3:55 am; algo le pasaba a Ricardo, su estómago comenzó a hacer ruido y su cuerpo comenzó a temblar... -. Ugh... Mi estómago... Me está temblando el cuerpo... Agh... No debí comerme toda la carne antes de dormir... Ricardo se abrazaba asimismo mientras el dolor invadía su cuerpo, de pronto su temblor comenzó a hacerse más fuerte, gracias a esto Ricardo dió un grito desgarrador... -. AAAAAGGHH!! Du-duelegh... Tan pronto Ricardo soltó el grito su cuerpo empezó a cambiar. Sus piernas comenzaban a crecer, se salían demasiado de su pijama; su torso comenzó a estirarse dejándo ver su ombligo y estirando su camisa, sus brazos se estiraba más y más; -. Agh... Estoy-creciendo... Uff. Justo cuando Ricardo pensaba que el estiramiento había terminado una nueva ola de cambios se hizo presente. Primero con su espalda volviéndola mucho más ancha y más musculosa, destruyendo por completo su camisa; sus hombros aumentaron de tamaño, se volvieron enormes, sus flácidos brazos comenzaron a inflarse al punto de verse como grandes toronjas; sus piernas comenzaron a llenarse de músculos, que al mismo tiempo hacían que su pantalón se rompiera convirtiéndolo en unos shorts; su pecho palpitaba, desatando unos pectorales enormes que parecían melones; su panza comenzó a convertirse en un six pack y su trasero había crecido y se había levantado, ahora contaba con unos enormes gluteos; Ricardo se había convertido en una montaña de músculos, que ni el mismo podía creer. -. Q-qué!!? ¿Qué le pasó a mi cuerpo? *Decía mientras miraba hacia abajo con dificultad gracias a sus enormes pechos* Por último su miembro comenzó a vibrar y se desató un enorme bulto que yacía en sus nuevos par de shorts. Ricardo aún seguía fascinado por su nuevo cuerpo y no sé percató mucho de este detalle; aunque por su cara se notaba que le encantaba en lo que se había convertido. -. ¿Cómo? ¡Soy todo un chacal! ¡Estoy bien grandote! Jajá... Tengo que verme en un espejo rápido... Ricardo corrió al espejo de su armario y comenzó a verse fascinado, tocando suavemente sus nuevos abdominales. -. Dios... Soy todo un hombre ahora... ¡Me veo bien rico! *Decía mientras flexionada sus brazos* ¿Pero cómo mierda me convertí en esto?.. ¿Será por el rezo que hice anoche?.. Sí... Diosito me convirtió en esto, Diosito me volvió más fuerte, como quería, jajá ¡Me encanta!, no puedo esperar para mañana y que todos me digan lo vergón que me veo... Es verdad, mañana es mi último día... El pinche Santiago no me quiso dar otra semana para juntar el dinero... Es un pendejo... *De repente en la cabeza de Ricardo había surgido una idea* Sí... Ayer le pedí a Dios fuerza para sobrellevar la situación y él me dió este cuerpo para que le de una lección al pinche mamón de Santiago, jajá. Gracias Diosito *Decía mientras flexionada su brazo derecho* Ese Santiago se las verá conmigo, así haré justicia a los otros negocios que el pendejo quitó también, como el puesto de tostadas de Doña Rosa o el de Carnitas de Don Paco... Ahora si alguien va a poner a ese cabrón en su lugar... *Decía mientras iba a ver la hora en su celular* Son las 4:02 de la mañana, tengo que pensar el algo ya. Ricardo comenzó a hacer su plan, tenía demasiada energía que decidió planear eso y entrenar toda la mañana, mientras casi llegaba la hora para prepararse y abrir su negocio. -. Doscientos noventa y nueve, y Trescientos... Uff... Ni loco hubiera podido hacer trescientas lagartijas con mi anterior cuerpo, me encanta mi nuevo cuerpo de chacal, jajá. Ah, ya casi es la hora, le voy a llamar a Pepe para hacer el plan. Ricardo llamó a Pepe, mientras este último se encontraba aún dormido y que gracias a la llamada de Ricardo despertó. -. ¿Qué pedo Ricky? ... ¿Son las 5:40 cabrón que quieres? -. ¿Qué tranza Pepe?, quiero que me vendas de aquella droga que te hace dormir al instante, cabrón. -. ¿Pa' qué quieres eso? *Decía intrigado* y wey como que te escuchas más duro, ¿no? ¿Te resfiaste? -. Tú solo trae esa mierda, te explico cuando me vengas a ver. -. Sale, luego te llevo. *Pepe colgó el teléfono y comenzó a pensar un poco* ¿Para qué querrá esa droga Ricardo? ¿Será que ya quiere entrarle a esto? Jajá, al parecer mi plan funcionó, ¡ahora venderá droguita conmigo! *Decía alegre Pepe* Mientras tanto Ricardo decidió ir a prepararse para empezar su día con su nuevo cuerpo. Ricardo se dirijió a la ducha, se quito la ropa y se metió a duchar, percatandose de un gran detalle, que apenas había notado... -. QUE VERGOTA!! jajá, Dios que grande la tengo, jajajá, me encanta... Adoro cada vez más este cuerpo. -. Listo, ahora ponerme más guapo de lo que soy, jajá... Ay, es verdad, no tengo ropa, ¿de donde voy a sacar? *Ricardo pensó un poco la situación y se acordó que aún tenía la ropa que era de su padre y decidió ir a buscarla* Mi papá era gordo y alto, de seguro tiene ropa para mi... Ajá, esta será buena *Decía mientras tomaba una playera blanca, unos calzoncillos y unos jeans algo viejos* Ay papito... Ahora si soy un hombre grande y fuerte como te hubiera gustado... *Decía mientras miraba la ropa* Muy bien, ahora que tengo ropa me faltan zapatos... Ah! Usaré los que me mandó mi tío de los USA que me quedaban enormes... Listo! Termino de cambiarse y ya listo se fue en su carro hacia su negocio; llegó a este y se bajo del auto, mientras atraía las miradas de todos. Abrió su negocio mientras los dueños de los demás negocios y gimnasios lo veían a él y a su asombroso cuerpo, no lo podían creer; sacó su estufa y se puso su gabacha que apenas le quedaba y comenzó a vender sus deliciosos tacos. La estufa parecía de juguete a la par de él, ahora era un gigante lleno de músculos. Los clientes llegaban rápidamente para comprarle tacos, aunque en realidad era más para poder verlo de cerca. Ricardo trabajaba como loco, hasta que llegó al punto de terminarse todo los ingredientes que tenía. Ya había llegado la tarde y Ricardo finalmente pudo parar de hacer tacos. -.Uff, creo que logré juntar el dinero que me faltaba, jajá; pero igual quiero vengarme del pendejo de Santiago. Mientras Ricardo descansaba en su silla afuera de su negocio, Pepe se acercaba no pudiendo creer lo que veía. -. Ri-ricky!!? Eres t-tú!? -. Hola Pepito, ¿Qué tal carnalito? -.¿!Qué mierda te pasó!? Estás enorme! -. Me veo bien vergas, ¿verdad? Me encanta este cuerpazo, soy todo un chacal ahora. -. ¿Cómo? ¿Cuando? -. Justo anoche, recuerdo haber terminado de comer, luego me fui a dormir y en la madrugada me convertí en esta bestia, jajá. -. Espera, esto pasó después de comer la carne? -. Sí, jajá, luego de comer, me dormí como ya dije. -. Oh... Interesante... *Decía mientras notaba que en su bolsillo derecho no se encontraba el sobre de droga que le había dado su jefe ayer* (Mierda, creo que ese era el efecto de la droga, convertí a Ricardo en un chacal sin querer... Tengo que conseguir más de esa droga) B-bueno, Ricky... A-quí tienes la droga que me pediste... Por cierto... ¿Para qué la quieres? -. Me voy a vengar del pendejo de Santiago, ese cabrón no sabe lo que le espera *Decía mientras hacía saltar sus pectorales* -. Pero no llevará guarda espaldas? -. Pff, no este lugar es prácticamente suyo, siempre viene solo. -. Vaya, si que le va a doler *Decía mientras veía sus musculosos brazos* Bueno, yo ya me tengo que ir, así que adiós *Decía nervioso* -. Hey, ¿a donde vas tan rápido sin haber tocado mis músculos? -. Qué!? Pero yo no quiero, no me gusta eso... Jejé. -. Vamos tocalos, tocalos si quieres irte... -. (parece que no tengo opción, mierda...) Ok, solo un poquito. *Comenzó a tocar los bíceps de su amigo* wow, son bien grandes... Parecen toronjas... -. VERDAD!? me encantan *Decía mientras flexionaba* ahora bésalos. -. QUE!? -. Bésalos, ahora. *Presionaba la cabeza de Pepe frente a su bicep izquierdo* solo uno, y te vas. -. Yo... (no tengo opción, otra vez, se ve muy intimidante) Ok... *Comenzó a besar mientras Ricky sostenía su cabeza, duró 20 segundos así, hasta que de alguna forma gracias a su sudor pudo deslizarse y se soltó* -. Aww... Eso fue poco... Por qué no vamos mejor a ese callejón y nos tardamos más? *Decía Ricardo de manera atrevida* -. Yo, no quiero, me tengo que ir... A-adiós... *Pepe corrió lo más rápido que pudo escapando de Ricardo* -. Que cabrón, no quiso hacer nada conmigo... Fua, a pesar de estar bien delgaducho tiene buen culo... Me la para de solo verlo... Agh, aunque ahora tengo que esperar al pinche Santi y darle su merecido... Mientras Pepe corría de Ricardo recibió una llamada de su jefe, preguntando el resultado de la droga... -. ¿¡LA PERDISTE!? Ahora que vamos a hacer grandisimo pendejo, ¡hijo de puta! *Decía el jefe de Pepe* -. Jefesito, nada más fue un descuido, se lo voy a recompensar, le trabajo gratis un mes... -. Ni creas que te voy a volver a ver en la vida cabrón, ¡esa prueba nos iba a costar una dotación importada de droga, y tú mandaste todo a la mierda! Así que ni loco vuelvas, y como te vea por aquí, te mando a quebrar, entendiste cabrón? Y cuidadito con andar llamando a la policía... *Decía el Jefe de Pepe mientras colgaba* -. Chale, ahora si la re cagué bien... Ahora me dejaron sin chamba, vale verga... Mientras tanto, Ricardo esperó hasta la tarde, cuando el señor Santiago iba a llegar a cerrar su tienda. -. Uff... El pendejo de Pepe me dejó caliente... No se me baja la verga... En mi anterior cuerpo apenas se me notaba lo duro... Mientras Ricardo trataba de bajar su miembro, un auto lujoso se parqueaba frente a él, de este salió Santiago, que quedó impactado al ver al nuevo Ricardo. -E-eh... Disculpe... Q-quién es usted, y qué hace aquí? *Decía Santiago intrigado* Ricardo se percató de este y sonrió. -. Qué? No te cuerdas de mi? Soy yo, el Ricky. -. S-señor Ricardo!? ¿!Qué fue lo que le sucedió!? -. Te refieres a estos brazotes? Pues... Se podría decir que recibí lo que siempre tuve que tener... -. A qué se refiere...? -. Mmm... No es nada tan importante usted no lo entendería... -. Sea lo que sea, v-vengo a desalojarlo del local señor Ricardo... Por favor... *Decía con un poco de temor en su voz* -. En serio? Apenas vienes a mi negocio y ya me estas sacando? Por qué no charlamos un rato y comes algo? -. Usted sabe que su comida no es de mi agrado señor Ricardo. -. Eso es porque nunca ha probado mis tacos, sabe? hoy le vendí a todos los de la cuadra y creo que les parecieron exquisitos... De seguro usted no se quiere quedar atrás... *Decía mientras saca una orden y la ponía en el plato* vamos pruebe los... -. N-no... No va con mis ideales... Usted sabe que soy vegano... -. Agh, ya deje de estar chingando tanto y coma un poco... A lo mejor no le gustan porque les falta algo especial, ahora se lo pongo... *Decía mientras vertía el sobresito que Pepe le había dado* Listo, ahora comalos, están exquisitos... -. N-no... No gracias jeje, yo no debo, creo que se me va a hacer tarde para otra reunión jajá, quizá me tenga que ir, hablamos mañana *Decía nervioso mientras se levantaba, pero fue detenido por el gran brazo de Ricardo* -. Vamos... Coma, sabe? He estado pensando en practicar boxeo, creo que con estos brazotes nadie me ganará, podría llevar al hospital a cualquiera, jajá. *Santiago sin otra opción comió los tacos que Ricardo le había preparado, este último solo lo veía con una sonrisa* -. Mmm... He de admitir que sí saben muy bien, se nota que es un cocinero experto, señor Ricardo. -. Gracias, mi padre que en paz descanse me enseñó a hacerlo. -. Pues si le enseñó muy bien, mis respetos... *De repente una cara de cansancio aparecía en Santiago* Uff, jajá, de repente... Me siento... Con sueño... *Santiago cayó sobre la mesa y rápidamente fue recogido por Ricardo* -. Hey, hey... *Gritaba Ricardo* Já, mi plan esta funcionando, es hora de desquitarme con este cabrón. Ricardo llevó a Santiago a su camioneta y lo metió cubriendolo con una manta, guardó todo en su negoció y lo cerró; rápidamente lo condució hacia su casa donde esté lo bajó y lo ató de manos a una esquina de un armario y por último tomó un valde con agua y se lo echó completamente a Santiago para despertarlo. -. AAAAAHHH!! Q-qué? Qué pasó? Dónde estoy? Señor Ricardo? Por qué estoy atado? -. Shhh, cállate ya puto, solo llámame Ricky. -. Exijo que me desate de acá inmediatamente, qué pretende hacer conmigo!? -. Pues... Solo quiero darte tu merecido, para que no vuelvas a estar molestandome con eso de quitarme el local mucho más. -. ¡Pero es dinero que usted debía! ¡No puede hacerme esto! Me las pagará. *Decía agitado Santiago* -. Jajá, tú piensas que me vas a hacer algo? Acaso no vez al gran chacal que tenes en frente? Esto lo arreglamos aquí y ahora... *Decía Ricardo con tono molesto* -. Espere... D-deténgase... ¿!Qué me va a hacer!? -. Al principio pensaba en darle una putiza, pero ahora *Se quitaba su pantalón dejando completamente descubierto su enorme y vigoroso miembro* voy a darte otra cosa que no vas a olvidar en tu vida putito. -. Espere, n-no, no puede hacerme esto, no- Santiago fue callado con el poderoso miembro de Ricardo, este último lo tomaba de la cabeza y lo avalanzaba en frente suya. -. Shhh, callate puto, no te estoy dando permiso para hablar. Vamos así, tragala toda maricón... Ricardo se complacía con la boca de Santiago mientras este último solo se quejaba y lloraba por el dolor que la verga de Ricardo proporcionaba en su garganta. -. No estés llorando pendejo, que todavía no terminamos, lamela todo lo que podas pa' que no te duela cuando la tengas bien adentro, Agh, uff, sí sigue así cabrón. Ricardo siguió por un rato hasta que terminó corriendose en toda la boca de Santi. -. Aghh...traga todos mis mecos marica, te estoy llenando todo de leche. -. Mnngg~ agh... Por F-favor... Ya, Agh.. Ahh ahh. *Decía Santiago con algo de lágrimas en los ojos* -. Esto no va a acabar hasta que yo diga cabrón, apriende quién es tu papi pendejo; prepárate puto, te voy a meter toda la riata en el culo. Ricardo procedió a romper la camisa de Santi junto a sus pantalones y calzoncillos, dejando expuesto su pálido y algo rosado trasero. -. Uff, que rico culo tienes pendejo, se nota que sos de esos que haces ejercicio; mira que rosadito, bien listo para unas buenas nalgadas *Ricardo comenzó a azotar fuertemente las nalgas de Santi mientras este solo gemia* Uff que rico lo que me voy a comer... -. Ayy, Agh.. Por favor... No más... *Decía Santiago casi llorando* -. Cálmate ya cabrón, no actúes como sino te gusta pendejo, todos los dueños de los negocios sabemos que sos un maricón, así que aguantate putito. Ricardo comenzó a comerle le culo a Santiago, lamiendo justo su entrada y metiendo los dedos para que su tremendo miembro entrara sin fallas. -. Que rico, puto, te gusta que una bestia musculosa como yo te esté cogiendo verdad cabrón? Verdad que te gusta? Di que te gusta pendejo! -. S-sí me gusta... -. Con ganas, dime sí papi Ricky *Decía mientras lo tomaba fuertemente del cuello* -. Sí papi Ricky, Agh, me encanta tu verga, ahh... -. Así me gusta, ahora prepárate, vas a sentir como es tener a un verdadero hombre fuerte y viril dentro de ti. *Tomaba su enorme verga e introducía la cabeza de esta por el culo de Santiago, oyendolo y excitandose por los gemidos que este último daba* Ricardo movía sus caderas de forma brusca para hacerle sentir toda su potencia a Santiago, tomándolo del cuello como buen activo de una escena porno gay, haciéndolo gemir de placer y de dolor por tener ese pedazo de tranca entre sus nalgas. -. UFF, ESTÁS BIEN RICO SANTI, AGHH, te voy a dejar bien roto cabrón, no vas a caminar en semanas, jajá, ahh, bien apretado tenes el culo. *Decía Ricardo mientras sobraba sus pezones que yacían en ese enorme pecho* -. Aghh, aayyy, aghh...duele...Ricky... -. Prepárate cabrón, ya me estoy comenzando a venir, y estoy bien cargado pendejo. *Ricardo comenzaba a moverse mucho más rápido llegando a casi venirse* -. AGHH, no, R-ricky p-para, me estas rompiendo... Me voy a venir yo también... Aghh. -. AAAAAGGHH, UFFF... *Suspiraba Ricardo, luego de haberse corrido dentro del culo de Santiago. Lo había llenado tanto que la leche aún escurría de sus nalgas, estaban completamente rojas, y lo dejó con las piernas temblando* -. Ayyy, me duele mucho... Pero si me gustó *Decía Santiago que se había venido también aunque para nada igual que Ricardo* -. Uff, jajá, ya sabía yo que si sos una buena perra *Decía Ricardo mientras le daba una bofetada a Santi para posteriormente tomarlo de la cara y darle un enorme beso* nunca en tu vida vas a encontrar un macho como yo, con buena tranca y con un cuerpazo de chacal, bien macizo y duro, así que dime, ¿me vas a dejar ya de molestar con eso de quitarme el negocio? -. Y-yo... *Santi se desplomó en los brazos de Ricardo, estaba muy exhausto* -. Chale, que bueno que sigue respirando, creo que sí me pasé esta vez. Ricardo llevó a Santi a su cuarto y lo acostó en su cama, Ricardo se decidió acostar con él y aunque apenas cabían durmieron juntos esa noche. A la mañana siguiente Ricardo se había levantado temprano para hacerle desayuno a Santiago y buscarle algo de la ropa que usaba él antes de convertirse en esa vestia ya que la ropa de Santi había sido destruida. -. Hmm... Agh... Qué sucedió ayer? Uff, me duele mucho el trasero... Ayy, así que la violada, no fue un sueño... *Decía Santiago mientras se levantaba* Uff, me duele un chingo... Agh, eh? Hay un poco de ropa, supongo que es para mi, no puedo salir desnudo... Ya vestido, salió como pudo del cuarto, sosteniéndose de todo para no caerse y se encontró con Ricardo, su abusador. -. Buenos días, Santi. Ya te hice tus huevitos con chorizo, espero que te gusten. *Decía felizmente Ricardo* -. G-gracias... Se ven ricos *Decía mientras se sentaba* Uff, Agh... Me escuece el culo... -. Jajá, es lo que pasa cuando un machote como yo te da de su buena tranca, jajajá. -. Jejé... He de admitir que sí lo disfruté. -. Ya sabía yo, y ya que estamos menos alterados, quisiera saber si al final vas a dejarme con mi negocio, es lo único que tengo... *Decía Ricardo con tono desesperado* -. Ricardo, yo lo siento, pero no puedo dejarte. -. ¿¡QUÉ!? ACASO NO VES CON QUIÉN TE ESTÁS METIENDO!? QUIERES QUE TE VUELVA A VIOLAR!? *Decía Ricardo furioso mientras tomaba a Santi de su camiseta* -. Ricky, espera... Agh, sueltame... Yo quiero que vengas a vivir conmigo, ugh... Ricardo soltó a Santiago mientras lo miraba consternado. -. Eh? Qué me vaya a vivir contigo? -. Sí, te daré un mejor trabajo y una buena casa... -. Ah, jajajá, lo que pasa es que te encanto, te gusta lo mamado y chacal que soy, te gusta como te cojo, jajá. -. Jajá, no lo voy a negar, así que, ¿qué dices? -. Pues obvio que sí cabrón, a darle! Ricardo comenzó a hacer sus maletas para irse a vivir con Santiago, donde comenzó a trabajar como modelo de su marca de ropa, aprovechando su extraordinario físico, mientras al mismo tiempo comenzaban una relación. Ricardo seguía haciéndole comida y dándole unas buenas cojidas a Santiago. Lograron encontrarle un buen trabajo a Pepe en una tienda de la empresa, en donde siempre era molestado por Ricardo por lo pequeño que era a comparación de él. Ricardo había encontrado un buen trabajo, una buena casa y una buena pareja, se había convertido en el hombre que su papá siempre quiso que fuera, un hombre fuerte en todo sentido. Fin. Y está fue la historia, espero y les haya gustado, también pienso traer más historias, aunque no sea el mejor haciéndolas
  5. 3D7fantasy

    3D7 Fantasy Comics Preview

    O LAGO Resumo: Dois jovens namorados decidiram acampar em uma cabana muito isolada na floresta, o local foi indicado por um amigo dos meninos, afirmando que o lago tem um "segredo" muito divertido. página : 01 nos próximos capítulos, os meninos fazem coisas muito quentes XD! PGS: 06,08,10. de manhã, ao acordar, um dos meninos decide dar um mergulho no lago, o que contribui para o delicioso crescimento muscular. Seguindo ... O garoto voltou completamente excitado, seu namorado de olhos arregalados, ele não acredita no que vê. Outra cena quente ocorre com muita adoração muscular! Os dois mergulham no lago e ocorre outra cena de crescimento muscular. Spoiler dos últimos capítulos! Não se sabe ao certo o que tem na água do lago, mas eles dizem que um meteoro com propriedades muito poderosas caiu há muito tempo e está enterrado no fundo do lago, infelizmente o efeito que a água causa não é permanente. Para ver esta cena completa e muito mais, e ainda apoiar o trabalho na minha página no Patreon Espero que você goste!
  6. I was forgetting that it's set in 2020! https://archive2007.muscle-growth.org/stories/422.html
  7. LionBUff

    Hanging Herc (full trilogy)

    p1 Homul walked down a dark path behind the town's pub towards a cave deep in the mountains of Greece. The path leads to a farmer's house on the other side of the mountains, but there was a special spot along the trail Hormul was after. A dimly lit cage-like door with the words "Firen Flight" greeted him. The door was covering a cave entirely lit by touches that were at least half burned out. A tall man in a Greek shoulder uniform holding a clay tablet guarded the gate door. "May I come in," Homul asked. The intimidating man looked at his tablet to think about his answer. Homul was worried that the Firen Flight wasn't as secret as he hoped and that he would be told to leave thanks to the crowd. He desperately hoped this wasn't true, he desperately needed a break. A friend of his told him how to get to the secluded Firen Flight deep in the mountains and told Homul that it was his favorite way to relax his mind. The man looked down at his tablet and saw that the Firen Flight was well below capacity. "It's pretty slow tonight, go ahead," The guard told Homul. Homul was so excited that he almost tripped over himself walking in. He walked down the dim cave and turned a few sharp corners before walking into a small room. The room had a wooden stage held up by clay on the further end of the room. Between him and the stage was about 6 round tables with no more than 4 men at each. This room was even dimmer than the cave leading to it, the only bright light came from a single hanging lamp on stage. The rest of the light came from tiny torches on the tables. Homul sat down and ordered his food and drink while he waited. Soon, an announcer walked onto the stage and told the room of men that a special guest was going to appear shortly. Homul's order came, and he enjoyed it... at least half of it. Homul was just a little over halfway done with his meal when Hercules himself walked on stage, looking even more muscular than usual! Hercules was wearing a cloth outfit that looked like a traditional Greek warrior's outfit with everything but the helmet on. Hercules' orange hair swung around in front of his face as he walked to the center of the stage. Homul noticed how little the covering worked when he saw a dim outline of Hercule's abs and chest. When Hercules was comfortable with where he was standing, he rested his unnaturally large arms beside him. "I spend all day using this body to fight off enemies," Hercules said bouncing his chest. "All-day, all I do is fight fight fight." Hercules lifted his arms and flexed his biceps while his chest continued dancing. "Well, gentlemen, this body isn't just built to fight." Hercules lowered his arms and rubbed his abs. The creases in the fabric stretched over every curve on his stomach. "These abs aren't just pretty, they can thrust my waist forwards so fast that my pelvis can pound into solid rick and shatter columns holding up the greatest temples." Hercules spent the next minute or two exaggerating his strength. He said that his chest could squeeze a lemon dry in the deep muscular valley, his legs can squat buildings and that his arms could pull a boat on land. As Hercules described his power, Hormul's mind was filled his visions of Hercules thrusting into buildings. The thought of his pelvis crashing and banging into things made him zone out. Hormel's visions faded when Hormul heard a tearing sound. The tearing was so loud that Hormul almost thought the cave was falling. Something else was falling instead Hercules' hands were resting behind his head, his elbows sticking out in a position that displayed everything below them. Hercule's hands were nowhere near his waist, yet the cloths around his waist were tearing off like an invisible hand was yanking it towards them. The fabric stretched outwards and split open as it did its best to keep the growth contained. Hercules wasn't just getting hard, he was sprouting a golden tree coated with wide and long veins. Hercules closed his eyes and clenched his teeth to help him concentrate on flexing his godly cock. The covering became a useless pile of thread resting along the top of Hercule's dick. The fabrics that remained were shaken off thanks to the golden and veiny rod dancing and throbbing, shaking everything off. Anyone with blurry vision would have assumed a snake was slithering out of Hercules' body. "It's getting a bit warm in here," Hercules cried out. He grabbed the top of his top covering with his right hand and the bottom with his left. He stretched both arms out away from the shirt, the left arm stretched down and the right stretching up. His hands brought the shirt with them. The ripping noise was a battle cry challenging any man to a battle of manhood. Seam by seam gave way to Hercule's strength. The shirt was like a curtain drawing back to reveal a gorgeous new sculpture honoring the gods. Only, Hercules was more muscular than the statues. His abs popped more, along with every other fiber of testosterone Hercules possessed. Pre was already dripping onto the floor into a white puddle. "It's so hot in here, I'm even sweating through my cock," Hercules joked. The crowd chuckled, unable to take their eyes off of the swinging utter of sperm hanging from Hercules. "anyways," Hercules spoke in a low and steady soft voice, "I'd rather show you what this body can do. Talking means nothing with a body beating this much testosterone in its veins." That line was the cue for a boulder to be rolled out on stage by thee assistants. "Let's lighten the load for the fine boys," Hercules suggested walking over to the boulder. p2 Hercules set both feet on either side of the boulder and pressed the head of his cock against the rock. Now that the side of Hercules' body was facing the audience, Homul could see the full length of Hercules' dick. Homul guessed that his cock had to be at least three times longer than his own. He could strap a full-sized horse cock on his body, and the only difference would be the color and the fact that his cock had a human shape. The size and veiny texture were the same for both Hercules' cock and a horse's cock. That and Hercules' balls were noticeably bigger. Homul couldn't help but wonder that if Hercules' gentiles could rival that of a breeding horse, how did his hormones compare? Was Hercules' as horny as a breeding horse? Was he filled with the same animalistic desire to spread his seed? Just like the sound of the tearing of Hercules' clothes, Homul's visions and fantasies of Hercules' body were faded out by the sound of ripping. Only this time, Homul wasn't picturing Hercules thrusting into stone on a building, he was watching Hercules thrust into stone right in front of him on stage. Somehow, it was even hotter than he imagined. Hercules' cock was ripping a hole into the stone like his head was an ax. Hercules didn't even look like jamming his dick into a boulder was painful, he was smiling like he was casually thrusting into any another mate. Dust and sand flew everywhere as Hercules pounded his body into the stone. With each thrust, Hercules dug slightly deeper into the rock. His balls swung around vigorously. No one in the audience said anything. They were soaking up the site of Hercules proving how masculine he was. His ability to rip his clothes off with nothing but his cock seemed like a simple party trick compared to this. When half of the harder than rock cock was inside of the boulder, Hercules speed up his thrusting. Homul didn't realize how slow Hercules was truly hammering his body into the stone until now. Hercules was swinging his waste faster than a tree branch in a storm. With each stroke his cock's head made inside the tunnel, it was digging, an eruption of dust flew out of the hole like a small explosion. A faint humming of sloshing filled the room. Homul didn't know if the wet-sounding humming was coming from Hercules' sweaty cock rubbing against the stone, or the sperm in his utter-like sack slapping against the inner walls of his testicles, or both. "If I could," Hercules calmly told the audience, "I would use my body to fight off our enemies. If my body can drill a hole into a rock like this, imagine what it could do to an enemy's skull! I could grab their head and slam it against my throbbing flesh. Their head would shatter into a thousand pieces!" After Hercules said this, the final few inches of his cock entered the stone. When all of his cock was inside, Hercules calmly inserted his cock into the hole he drilled and rested against the rock. Hercules breathed in and out, and leaned his arms on top of the rock, and Homul assumed this was the end of the show. "That was fun," Hercules said, "But it's still a bit heavy, isn't it?" Hercules pulled out, then hammered one final powerful thrust into the rock. A thunderous cracking sound echoed around the room, and the stone split in half. The two halves of the rock fell, revealing Hercules' cock standing there throbbing like nothing unusual was happening. Hercules grabbed the bottom end of his cock with his left hand and the top end with his right. "Ow," Hercules smirked. The audience quietly laughed. The men from earlier came back on stage and picked up one half of the stone as if it were a simple piece of furniture and carried it off stage. They came back to move the other half of the rock, leaving Hercules alone on stage. Once Hercules had the stage to himself, he quickly stretched a few muscles and turned back around to face the audience. "We know how hard my cock is, but how strong is it," Hercules asked the crowd. That was the cue for 4 full-grown men to walk onto the stage. Each of them were wearing classic Greek Armour, including the helmet. The 4 men, one at a time quietly swung their legs over Hercules' cock as if they were about to ride a horse. Once their bodies were standing over Hercules' giant flesh, they all picked their feet off the ground at the same time. Hercules held the 4 men up with nothing but his cock. His throbbing pole of meat held their weight effortlessly. Hercules even placed both hands behind his back to show off the fact that he was holding them up by only his enormous dick. "How many reps can you do," one of the men asked. Hercules clenched his teeth and flexed his dick, the men rose and fell with his cock. "One," Hercules said through his clenched teeth. Hercules flexed his cock just over 60 times before he told the men that he was getting bored. Hercules was bouncing the men on his pole for nearly 10 minutes, so the men were getting bored too. Hercules showed no sign of tiring out, so they just decided that Hercules could keep bouncing them all night and left the stage. When Hercules had the stage to himself again, he lifted both arms and flew his biceps. His biceps were massive. His left bicep had one singular vein sticking out of the top. "I already know how strong my arms are... but how strong is my body below my arms? Not my abs, my balls. How strong is the pressure behind my ejaculation? How far can I shoot a load?" Hercules kept his left arm flexed and used his right arm to point to the back of the room. A man is the same Greek Armour as the other 4 men was holding a Greek vase above his head. "Maybe this far," the man suggested. Hercules lowered his arms, placing his left hand on his balls and his right on his still-hard cock. He jerked his foreskin and measured the distance between the end of his meat and the top of the vase. "Maybe," Hercules said, "but I'll need help if I'm gonna make it that far." Two men walked out onto either side of the stage, both of them brought a small wooden stool with them. Each stool was slightly shorter than Hercules' waist. Both men sat down cracked their knuckles while Hercules rested his arms on their shoulders. "Ready," the man on the left asked. "Fire away boys," Hercules cried out. The man on the left grabbed Hercules' dick with both hands and jerked it so hard that the rubbing of the foreskin against the rod underneath sounded just like a small waterfall. The other man grabbed each testicle in each hand and squeezed the like a cow's utter. Hercules moaned, nearly losing control of his voice. He knew the men were going to do this, but he was still taken away by how aggressive they were. It didn't take long for pre to drip out. "Here it comes!" Hercules positioned his waist upwards so that his imminent ejaculation would shot towards the ceiling. Hercules felt weaker and weaker while his body braced. White liquid dripped from his cock very slowly for a few brief moments. It dripped out slowly, one drop growing on the tip until it was heavy enough to fall. The next round of pre drizzled out in small bursts. One small load after another flowed out, each load heavier than the load most men carry in their entire sack. Next thing Homul knew, a white arch stretched across the room so far that it 2 feet went past the man holding the vase. White raindrops dripped from the white arch creating a white line on everything underneath. Hercules was ejaculating with so much strength that he wasn't just shooting further than even he expected, but the stream of his seed was one solid river soaring over everyone's head. For more time than anyone could count, Hercules spewed seed with more force than a backed-up volcano. A large portion of Hercules' male milk missed the vase, yet it was over half full when Hercules finally stopped ejaculating. The two men massaged Hercules, assuming that eruption was painful. "Round two," Hercules asked the crowd. p3 The next night, Homul walked back to the Firen Flight only to discover that the previous guard, along with Hercules, weren't there. "Sorry little dude," the new guard told Homul as he hung his head in disappointment. Homul was so disappointed that he could almost feel his meat crawl into his waist from being so turned off. "he'll probably be back tomorrow," the new guard told him with a reassuring grin. Homul grinned back to be polite. "Thanks," he said and walked away. Homul's feet felt heavier as he dragged them back into town. He walked through the dark countryside of Greece remembering everything Hercules did on stage with little to no effort. He could hear all of the men in the room cheering Hercules on. In fact, he really could hear someone scream Hercules. He thought it was all in his head until the screaming and cheering for Hercules became too loud for him to ignore. these screams weren't in his head... they were real... but where were they coming from? they weren't coming from his own horny mind, they were coming from someone's horny voice outside of his mind. Homul followed the soft and muffled screams to a river hidden deep in the Greek mountains. The sound seemed to be riding inside the mist rising from a waterfall upstream. The waterfall was loud, but the moans of Hercules' name were louder. Homul walked up to the waterfall certain that they were coming from under the waterfall. "Are you ok," a voice that sounded like Hercules asked from under the waterfall. "I've taken centaurs dozens of times," a voice that reminded him of the guard from last night responded. As Homul snuck up closer the voice continued with "but they feel like tiny fingers compared to you... ok... wow... that's way bigger than anything I've ever taken before!" Something interrupted the voice's train of thought. He could barely get one word out. Homul was now so close that he could see a torchlight from under the water. He discovered that the light was coming from a tunnel under the waterfall. The tunnel walls echoed the heavy breathing of who he assumed was the guard buried under Hercules. "The centaurs might be half horse but they aren't half god... are they?" This confirmed that he was truly hearing the voice of Hercules echo out of the tunnel. "No... they, they, they aren't," the other voice chocked up. "I can feel the difference... centaurs are softer than this!" "How hard can Hercules get," Homul asked himself. "I can see the difference too... your head is poking out and rolling up and down my stomach like a boulder is rolling around my insides!" This was too much for Homul to ignore. He quietly walked into the cave to see this rolling bulge for himself. when Homul cut the corner of the cave he realized the guard wasn't kidding. The two men were on a cheap and quickly-built looking bed, and you really could see Hercules poking through like a ball rolling up and down his skin. The shadows created by the dimly burning torch on the wall behind the bed defined the moving lump in the guard's body. Homul slowly hardened as he watched. Hercules was in the outfit he was most famous for, but the loose bottom half of the outfit did next to nothing to keep Hercules "contained." Hercules was wearing his usual covering, yet, somehow, Homul could still see his balls flapping around. His sack reminded him of clothes drying on a windy day... they were thrown around all over the place. Were his testicles bigger than before? They seemed to be covered in more veins too. Homul assumed his cock was even veinier too, but he couldn't be sure because it was deep inside the guard. "I'm really, close... I'm sorry," Hercules apologized in a sincere voice that was still erotic. "We've been here for a while," the guard said shocked. He took a few more breaths and said "How have you not cum already? I would have cum three times by now!" Hercules was clearly about to say something, but his ejaculation interrupted him. Homul could hear Hercules' cum slapping against the guard's stomach. The bulge in the guard's stomach grew so plump that it covered Hercules' cock completely. His stomach rose and rose as Hercules seemed to have no limit. How much sperm can one man hold? His balls were huge but they didn't look like they held THAT much. When Hercules finished, he rubbed the guard's swollen belly to calm him down. The guard's face was red, bright red, but he was still grinning. The guard loved every last sperm cell filling him up. He felt a million degrees warmer... like he swallowed the sun whole... and he loved it. "God's can't impregnate men right?" Hercules laughed without answering. "Maybe," he said. Hercules pulled his cock out and let his load flow out of the guard's hole. His stomach flattened as the cum poured out like white molasses. "What does that mean," he asked Hercules with a shaky voice. "It's happened before. A god's seed is so strong that it can fuse with the sperm of another man and breed just as much as it would breed a female. "Ok," he said, "I would love your offspring inside of me anyways. If I do get pregnant, I want to breed an army with you. We could impregnate the land with warriors like you impregnate me. "Don't have to tell me twice," Hercules said gripping his testicles... as if to say he wants to breed that army right now.
  8. LionBUff

    Take It ALL

    Take It All By: LionBUff Damon did his best to stay calm and breath as Marvin dug a cave up his body so wide that he could easily fit his own arm inside of it. Damon was pinned against the wall of a shower at the gym, the running water muffling his moans. The male horse could feel the much bigger horse stretching his belly out against the shower wall. The slapping of Marvin's beast-like horse balls against his sore ass was all he could think about. Damon always wanted another horse to show him how to breed like a true draft horse but this was more than he expected. He knew the breeding shaft of a horse was bigger than his entire leg, but he didn't think he would ever actually mate with one. Yet here he was, just a simple warm body for Marvin to dump his newest batch of sperm. "Next time, don't get caught staring," Marvin demanded. Damon nodded desperately. "I know you want it so you'll take it! All of it!" Damon responded with a weak grunt. "Fill me up!" Damon said through his heavy breaths. Marvin's dick was sliding up and down his core with less and less resistance as squirts of pre-cum lubricated Damon's insides. Marvin was getting close. He almost lost all feeling in his legs as the pressure in his testicles overwhelmed him. "I'll do more than fill you up slut, you'll be lucky if I don't pump a litter of pups into your stomach!" Knowing he was close, Marvin leaned into Damon and pumped his cock into Damon's slim body until he could thrust any further. Damon didn't think his body could stretch so far. When he looked down, he saw his skin bulging in the shape of Marvin's cock, then flatten, then bulge back out. Marvin lost control of his testicles and every drop he had filled Damon with a warm meal of milk. Marvin thrusted one last time and soon the bulge grew into one large bump in his belly. His belly gently and slowly expanded until Damon looked heavily pregnant. Marvin injected Damon with enough sperm to double Damon's body weight. Damon never realized how heavy horse cum was until Marvin dumped it inside him. "Have you learned your lesson yet," Marvin asked. Marvin slapped the round belly filled with his seamen and shook it around feeling proud of the size of his load. "Yes, master," Damon said coughing up Marvin's sperm. 'Good, next time you stare, make sure it's at something you can take, ok?" Marvin carefully lifted Damon off of his cock and set him down on the shower floor. Marvin didn't want to admit it, but he genuinely loved Damon's body. It had been a long time since he breaded a hole that tight, and he wanted to breed Damon again. He hugged Damon as a sign of peace, then told Damon that it was nothing personal. Damon watched Marvin walk out of the shower. His testicles flapped around like they were still loaded with seamen. When Marvin was gone, Damon looked down at his bulging stomach. He rubbed the top of the bump with both hands, he was still in disbelief that he was actually seeing his own belly carrying a load of horse seamen. While he rubbed his bulging belly, he noticed a white puddle below him. He discovered that cum was dripping out of his ass and leaving a slimy white puddle below him. Damon spent the rest of his shower scrubbing seamen off of his legs. The last thing he needed was other men in the locker room seeing cum drip out of his ass and down his leg as he got dressed. This proved to be impossible as more cum dripped down every time he finished whipping it off. After 20 minutes of whipping cum off of his legs, he decided that he would just run out of here as quickly as possible. Damon concentrated on the ground to avoid accidentally starring at someone else. He didn't see the wall of studs waiting for him in the isle of lockers where he kept his stuff.
  9. LionBUff

    Imagine This

    Imagine This… You’re lying in bed, thinking about how cold and lonely the blankets are. You wrap your sheets as tightly around you as you can. This seems to be warm enough as you drift to sleep. Before you can fully fall asleep, you hear breathing at the end of your bed. You look up at the bulky figure half as wide as your king size bed. You pick up one of your pillows and throw it at the figure assuming it's one of your siblings trying to scare you. The pillow case gets caught on a long pole sticking out from the figure's waste. It hooks onto this long staff and hangs there like an ornament. As the figure breathes, the pillow moves up and down. You put your head back down and say "go back to bed." The creature growls with a voice deeper than anyone in your family can make. You pick your head up and rub your eyes. The faint glow of the moon coming in from your window reflects off of the curves around the figures muscles. You let your eyes adjust and see a horse with a human like body built with more muscle power than a semi truck. You glance at your window and notice that it’s open, which is how the horse beast got it. Your pillow drips like a wet towel at the end of your bed. You assume the soaked pillow hanging from the beast is soaked in pee. You think to yourself "was he really that excited?" When you inhale through your nose, you realize the pillow isn't soaked in pee as the smell of testosterone soaks your nose like the beast's liquid testosterone soaks your pillow. The pooling liquid in the pillow pushes the pillow off the pole it was hanging on. The pillow slides off the pole like a curtain revealing the main event. The horse is flaring rapidly. His mushroom flashes up and down like wings on a bird. A steady stream of white liquid is slowly flowing out as if he were relieving himself. The stream drips at the end of your bed, dampening the sheets on your feet. It isn't long before you feel like you're dipping your feet into a bucket of warm shampoo. The horse grabs the corners of your sheets with each hand and rips them off. His pole seems to stiffen as your naked body is exposed to the horse. You do nothing to stop him. You don't even try to move away. You don't know where this bulked stallion came from, but you're not going to ruin the moment. You know you can't resist the flaring rod of fresh male flesh. You know that the meat sticking out above your body looks more delicious than any meat you'll ever find in any restaurant. You smile at the horse at the end of your bed. You want him to use you like a helpless fleshlight. You stare at his meat as you open your legs as wide as you can, bending your knees so that your feet grip the bed. You use both hands to lift your balls out of the way. You lift your back at an angle to present your open body to the beast and his meat. He bends down and puts both hands on each side of your head. His beat lowers to the opening of your body. The horse licks the side of your face, then kisses your forehead. You feel like the gentle gesture is the horse's way of saying he isn't going to hurt you on purpose, then you think this may also be the stud's way of apologising in advance. His pole of horse meat teases you by pushing against the side of your hole, then rubbing up the inside of your leg. He rubs his long tube against the inside of your leg as if he were warming it up. You patiently wait for the teasing to end. You feel your body anticipate the new guest. The horse re-positions his hands onto your shoulders. He grips your shoulders and leans into your body, applying what feels like all of his body weight onto you to hold you down. The horse cock easily enters your hole. He carefully pushes the length in, watching your reaction. You try to keep a brave face on for your lover. You try to hide the fact that you have never taken it from anyone before. You keep your breaths deep in slow as your organs squeez against your spin. The inside of your body feels like pizza dough being rolled flat on a table. Your stomach instantly feels full as it is shoved against your ribcage. Your chest feels like it's rising into the bottom of your throat. The leaking slime drips into your throat. You cough up his gooey load, trying to keep as much out as you can. The horse goes easy on you as he pumps his loving flesh in and out. You find yourself only able to take deep breaths when he pulls his monster out. You take in as much air as you can while you can. The horse clenches his teeth and closes his eyes. The gentle pumping turns into violent pounding out of nowhere. Your guts are tossed around as if his cock was juggling them. His flaring head punches the inside of your chest like a boxer's fists. He shoves his beast of a shaft up your tight body one more time, then stops. The stud above you expands his hulked up body as he takes in a giant breath and moans with an erotic growl. You feel like you gain 100 pounds as the stallion releases his seed. Your inner tissues fill like a sponge. Your limbs bloat out. His sperm fertilizes all of your muscles. Your tendons feel like a used gym towel. Your blood becomes seamen gravy. Your skin develops the texture of a soggy marshmallow. The horse kisses you on the lips. His lips grip your lips and the horse sucks on your mouth as if he were trying to drink your saliva. You open your mouth and the horse sticks his tongue down your throat. He licks the back of your throat and lifts his head. The separation of your mouths creates a rich smacking sound. The horse pulls his slowly softening meat out of your well bread body. You expected his dumped cum to gush out of your stretched hole, but every drop stays in. Your body soaked up his meal of milk so well that it began to digest the surplus of protein and vitamins provided by his sperm. The horse lays down next to the marshmallow he created. He grabs the side of your soft body and pulls it into his pure muscle body. The horse wraps his arms around you and pulls you into him like a warm pillow. His warm meal and safe arms make you fall asleep seconds after he wraps you in his muscles.
  10. 228lbs

    Bull a story by Myoder.

    I found this story written by Myoder does anybody know if he still writes? Bull BY Myoder I'd never met my uncle Jim. My dad told me that he was always the black sheep of the family and that was about all I knew of him. Now, at 35, I decided I'd track him down. I found out that he had a ranch and after a few calls I finally reached him. On the phone, he had a deep voice (it actually made me crazy it was so deep, so masculine, but I'd never let him know). I arranged to come out to the ranch on day in the summer. The sprawling property was impressive. Cattle and a small farm patch with hay and wheat growing. I didn't know what to expect of my uncle, I'd only seen a photo of him as a boy - dark tossled hair and a clear attitude that said "don't take my picture, jerk!" I found a ranch hand and asked where I'd find my uncle Jim. "Jim?" he asked. "Don't know any Jim." "Jim Reynolds? He owns the place." "Oh! You mean Bull! He's out in the field with the cattle. Take that truk over there you'll find him over that way." He pointed toward a large open space. I could barely make out the dots of cattle in the distance. I hopped in the old truck and headed out. My heart started pounding at the idea of meeting a long lost relative. Who I found in the field was more than anything I could've expected. There standing among a herd was my uncle Jim - Bull as they called him - and I could see why. At 55, he stood a good 6'7". He looked like he weighed well over 500 lbs and all of it was muscle. He had a mane of thick dark hair with grey at the temples, a full beard and bushy eyebrows. His face was weathered and worn from years in the sun. He was wearing a flannel cowboy shirt, the sleeves torn off to accomodate the mass of his incredible arms. His biceps bulged and twisted like huge iron balls. His triceps were like two massive horseshoes, his forearms easily 25inches around and corded with thik muscle under a coat of dark hair. His shoulders had to be 3 feet across. The front of the shirt was open halfway to his navel, exposing huge hairy pecs - grey and black hair matted with sweat. His thighs were thick with muscle and his ass was big and firm. He was imposing and huge - and I could feel my dick getting hard at the thoguht of the what filled the enormous bulge in his jeans. "Uncle Jim?" I called. He looked over and started toward me extending his hand. "You Mike, then?" he asked. His grip was strong. He was being gentle, I could tell he did know his own strength and was being careful not to hurt me. He smiled. "So, you're my nephew. Hmmm." He looked me up and down and I felt embarrassed. "Well my brother produced a fine young guy. Guess good looks run in the family." He laughed and looked like he was staring at my crotch. Did he notice my growing hardon? I thought I sawthe bulge in his pants getting bigger. "Just working on getting these steer in that pen. Hold on." He ushered a few of the steer into a fenced area, but two moved off, not wanting to go. He walked over to them and grabbed them by the horns. Then he slipped his massive hands and arms around them and lifted. His neck was thick and huge, his traps swelled beside his ears. His biceps and triceps bunched and flexed as he hoisted the two huge steer in his arms. He walked them over to the pen and lifted them over the fence. At least 1000lbs in each arms and he lifted them like they were little dogs! "Get in there, you two!" he grunted as he put them down. He turned to face me and gave his pecs a flex, the massive muscle bouncing under the fabric. "Helps if you're strong in this work, Mike." He flashed a big smile. "You married?" Uh oh, I thought. That question. Do I tell him I'm gay, or do I leave it alone? "No," I said. Leave it alone. "You?" "Was for a while. She left me for one of the ranch hands. Go figure. She thought I was gettin too big - lifting weights and building up. But shit! When you get this big, you just gotta get bigger! Sides, most women don't appreciate a really huge man." He lifted one of his massive arms and flexed it. The bicep peaked as big as my head and his triceps hung low and hard in an incredible arch. His shoulder was as big as a basketball and every muscle was striated.My cock leapt in my pants pushing out my jeans. "Just 33 inches there, Mike." I gulped. "Man! Really?!" "Sure is! Here feel it." He held it in front of my face. I could smell his sweat and felt his breath on my face. He looked into my eyes while I reached up acn touched the huge muscle. He twisted his fist around changing the mass and dimension of the muscle in front of my face. He breathed harder as I grasped the bicep and squeezed. Then he whispered, "Squeeze it real hard, Mike. Try and crush it." I squeezed as hard as I could but didn't dent it. "Real Man's arm there, boy," he whispered, "you like that? I can by that crotch that you do." I stroked my cock in my pants. "Let it out, son." he whispered in my ear. I unzipped my jeans and my hard 7" dick sprang out and slapped against my stomach. "Mmmm, yeah real pretty little dick, Mike." He kept his arm flexed and grabbed my dick with his other hand, stroking me gently. His huge hand almost entirely enveloped my hard cock. His fingers slipped under my crotch and hisindex finger found my hungry asshole. I groaned as he fingered my hole. Now my hands were all over his huge body. I ripped open his shirt and started running my fingers through the fur on his massive pecs. He flexed them while I squeezed and probed, licked and stroked his muscle. He leaned down and his mouth met mine, his beard scrathing my face histongue probing deep down my throat. I reached for his zipper and pulled it down. His semi-hard cock flopped out. It was already about 9 inches long and as thick as my wrist. I felt the weight of it- heavy and thick. He stood up straight and I took as much of it as I could in my mouth. It continued to grow while I licked and sucked and stroked it. "Yeah. Suck my big dick, Mike. Make that cock huge! Yeah, Big muscle man's dick." He threw his head back and his cock thickened and hardened even more. At full mast he was immense. Thick with a huge head and dark veins roped over the monster dong. "Fuck Bull! How big is this?!" I asked. "Fifteen. When I'm real excited 16. Like it, Mike?" "Oh man!" I went down on the huge prick and sucked as much as I could- which wasn't much. It was huge. It throbbed and flexed in his excitement. Every muscle in his massive body flexed while I sucked him and stroked his huge dick. I could feel his big, hairy balls pulling up and expected him to shoot, but he stopped me. "My turn," he said. He picked me up in one huge hand and thrust his finger in my ass. I sat on his hand and he pumped me back and forth, sucking my dick and finger fucking me. I reached down and felt his massive biceps as he went to work on my throbbing dick. "Yeah, Bull. Suck me, Stud. Flex those big fuckin muscles and suck me real hard. He picked up speed and grunted and groaned as he sucked my dick. I could feel me getting close. "I'm gonna shoot, man!" The giant muscle man pumped my dick deep in his throat and clamped down hard as my jism gushed out. He kept sucking me till I was dry, then he put me down. I grasped his massive dong and pulledon it hard. He groaned more and more as I stroked his dick. "Make it shoot, man! Make Bull's dick shoot." I squeezed his monstrous, hairy pecs and stroked his hard 16" dick. Then he hit a double biceps pose and I squeezed the inhuman arms. His masive dong bounced and bobbed while I felt his incredible arms. I saw his huge balls contract up and his huge muscle cock sprayed a massive load for feet and feet while I squeezed his arms. He picked me up and held me straddling his waist and kissed me deep and long. That was the first day I met my Uncle Jim - Bull. •
×
×
  • Create New...

Important Information

By using this site, you agree to our Guidelines, Terms of Use, & Privacy Policy.
We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue..