Jump to content

El resurgir de una leyenda. Cap 1-4.5 (Historia participativa)[Español]


kibo
 Share

Recommended Posts

Okey, no hubo exactamente una idea ganadora, así que me enfocaré en 3, altura, músculos y dominancia, la masculinidad para después :p. Este capítulo es bastante grande y va a ser dividido en dos partes, así que aún no habrá votación, saldrá la siguiente parte más pronto que un capítulo normal. Disfruten ya del crecimiento amantes del músculo.

Capítulo 4, parte 1: Dos mente un cuerpo en crecimiento.

 

Hoy era sábado por la mañana, amanecí todavía con algunos dolores y ahora tengo que ir con las agujetas flojas de mis tenis, ciertamente están pasando cosas que no puedo explicar de forma normal. Llegó también el informe completo que hizo Carl de mi estado de salud, lo que ya me había dicho antes un aumento de testosterona y hormona de crecimiento, lo cuál no es raro pero no común a mi edad unos niveles tan altos de esas hormonas.

Estadísticas:

Altura: 1.77 m (5.7 ft)

Peso: 73 kg (154 lb)

Masa grasa corporal: 9%

Complexión: delgada

talla de zapato: 9 US o 10…

Ciertamente he crecido un poco, podría sumarle también otras medidas de mi a ver si aprovecho este último brote de crecimiento.

Pene flácido: 10cm (lb) pene erecto: 15cm (lb)

Testículos: diámetro 4cm

Hoy al menos podré ir al gym más tiempo, me organice con David el cuál me hizo toda una rutina para hacer durante los siguientes meses, hoy tocaría trabajar brazo el cual no estoy tan entusiasmado, va a ser lo mismo de siempre… cansándo me con poco peso.

Llegué al gym y ahí estaba David platicando con alguien que jamás ví antes, era ciertamente un culturista de alto nivel mucho más pesado que David y creo que solo una pulgada más alto, de piel negra y aunque calvo tenía una increíble barba corta. Viendo bien su cuerpo creo que él podría participar en una competencia de culturismo, estimo que tiene unos 135 kg (297.6 lb) quizá me equivoco pero comparando con lo que se de Amari, este tipo podría ser el mismísimo Amari.

El hombre sólo le dió un fuerte apretón de manos a David, un abrazo fraternal y se fue del gym pasando a mi lado sonriéndome de reojo, esa mirada… decía un poco más, de eso estoy seguro pero no sé el contexto o más bien… no hacerme ideas pretenciosas, lo último que sé de ese hombre es que tiene un delicioso olor a lavanda. Trate de no tomarle importancia para llegar a hacer mi rutina con David, pero ese olor estaba presente en él, gran parte de David y si me acercaba lo suficiente diría que opacaba el olor a menta. 

— Buen día David, estoy listo para comenzar.

— Oh sí… Buenos días Michel. — saluda David un poco distraído. — ve a cambiarte y luego de que estés ven a mi y vamos a tomarte las medidas, se me olvidó por completo registrar eso el viernes, no me acuerdo de casi nada, perdón por ello.

¿Él tampoco se acuerda? Pensé que David tendría una idea de que pasó, ahora tengo más intriga. — Bien, no tardo.

Pase al vestuario, ese vestuario dónde comenzó todas estas cosas raras, tenía ahora dos llaves y dos casilleros. Abrí mi casillero el 22 y aparte de mi ropa tenía un pequeño espejo detrás de la puerta, me ví un momento y pude jurar que mi rostro se veía diferente, no sabía decir exactamente excepto por una cosa, no tengo ojos verdes. Me cambié con mi ropa normal pero los tenis eran un problema, ya estaban apretando más a pesar de que vine sin las agujetas amarradas, pero recordé que también tengo ahora dos cambios de ropa y creo recordar que tenía unos tenis aquí, mis tenis blancos de la suerte. (Espera… mis tenis blancos?) Me los puse y aunque me quedaban un poco más flojos de lo que recordaba ciertamente eran más cómodos que los otros, trate de probarme la demás ropa pero aún era demasiado grande. (Está no es mi ropa…) salí y fui con David para que me tomara las medidas de mi cuerpo su circunferencia.

Bíceps 15 in

Antebrazos 12.2 in

Pecho 40.7 in

Cuello 15.7 un

Cintura 30 in

Muslos 22 in

Pantorrilla 14.5 in

— Anotado, ahora bien iniciemos con un peso ligero y vayamos subiendo hasta ver qué tanto puedes hacer, toma unas mancuernas de 15 lb. — Dijo David terminando de anotar todo.

Fuí a por las mancuernas y comencé con una serie de 12 que fue muy sencilla. — Dame más, con ésto ni caliento.

— Eh… okey, subamos a unas de 25.

Casi mismo resultado que las anteriores, aunque podía ya comenzar a sentir ese ligero ardor todavía no era nada. — ¡Más!

— Hey, con cuidado no quiero que te lastimes, no es necesario que intentes impresionar me que tan fuerte eres. Pero si te sientes capaz de realmente cargar más, usa 30.

Y así fué, comenzando con una série de 12 de doble bíceps, ese ardor ya comenzaba a llenar por completo mis bíceps, calentar mis hombros y sentir cómo se marca la mancuerna en la piel de mis dedos por el peso, amaba esto de alguna forma, era nostálgico y realmente embriagador no la dopamina liberada sino que se iba sintiendo ligera con cada movimiento que daba. Solté las pesas en el suelo y me fui directo a por las de 45 lb. (Nunca cargue tanto… ¿Qué haces?) — ¡Ahora un peso de verdad!

— wow ¡wow! Alto, te puedes…

Ya estaba bombeado ahora falta realmente trabajar el peso, esto sigue siendo menos de lo que solía hacer antes pero este cuerpo parece que es su límite, no por mucho tiempo… (yo no soy así…). Seguí con 5 series de 10 en brazo, cambiando a hombros y luego trabajando tríceps, necesite un poco de ayuda al principio pero pronto pude acostumbrarme y superarlo, ya podía ver los efectos corriendo por las venas apenas visibles en mis bíceps que poco a poco hacían sobresalir esas mismas venas como raíces de un árbol. Pero incluso con el gran impulso que le dí, estaba cansando me aunque eso no me detendría de hacer otros ejercicios, deje caer las mancuernas al suelo con ya sudor bajando por mi frente y pecho, mis brazos estaban en llamas pero increíblemente firmes con la gran bomba que les di. Iba al aparato para la espalda pero una mano grande me tomó del hombro.

— Oye, Michel ¡Basta! ¿Qué pasa contigo? Pudiste hacerte daño y yo…

— Pero no pasó y no pasará, hice bien los ejercicios me se la rutina, pero necesito ayuda con grandes pesos. — interrumpí a David con firmeza. (No lo trates así…)

— Está actitud no es propia de tí, Michael si quieres crecer está bien, ese sentimiento… se siente bien y…

— No tienes por qué repetirme ésto, y tranquilidad todo está bien conmigo, sólo estoy emocionado por por fin desarrollarme más, ¡quiero crecer más grande que tú! — terminé por decir eso cómo si fuera un niño con mucha ilusión, pero en la mirada que trataba de dar y firmeza en las palabras, realmente quería cumplir esa promesa.

David se sonrojó un poco, se rascó la cabeza y quitó su mano de mi hombro para que me dejara seguir con el ejercicio, él se mantuvo cerca de mí todo el tiempo para asegurarse de que no me lastime. Casi al final del día, terminé por llevar mi cuerpo al límite haciendo todo tipo de ejercicio, viendo para mí mismo qué tanto podía llevar este cuerpo. (Mi cuerpo…). David me acompañó en los últimos ejercicios dónde era más cardio, ciertamente en resistencia estoy lejos aún de él, y más si mi vista se va enfocando en cómo corre, esas piernas largas pero firmes en un trote de pasos pesados que hace notar la fuerza explosiva con la que se impulsa, esos brazos que van sincronizados con las piernas de lado a lado haciendo tensar y sudar su playera ajustada que está cerca de perder la batalla contra su creciente volúmen y no solo de los brazos sino del pecho también, uno amplio y grande que va saltando con el trote pero aún se mantiene muy firme al igual que esos pezones duros apuntando un poco hacía abajo seguramente estimulados por el rozamiento constante de la tela. Admiro y envidio ese cuerpo, tensando mi entrepierna con ver esa espalda ancha moverse para secarse el sudor.

— Creo que es suficiente por hoy, vamos a las duchas grandote. — Dije mientras le daba unas palmadas en la espalda baja a David.

— Oh eh… claro, me vendría bien una ducha rápida.

Fuimos los dos a los vestidores primero para cambiarnos, yo fuí primero en quitarme el shot negro y la playera, revelando un buen bombeo que se hacía notar el volumen por el brillo de mi piel sudada, no era mucho pero ciertamente sabía que esto era el principio y dejaría que se bajaría estás ganancias.

— Vaya que me sorprendiste hoy, pensé que no cargabas tanto peso, te vi antes manejar la mitad de lo que hiciste hoy, pareces una nueva persona. — Me elogió David mientras se quitaba su playera con dificultad a medio camino.

— Déjame ayudarte con éso. — Le contesté mientras fui semi desnudo hacía él, tratando de levantar su playera y hacerla pasar por sus balones de fútbol que llama bíceps y la anchura como puerta que era su espalda, demonios estando tan cerca de él y poder casi que inhalar su masculinidad desde su fuente que eran esas axilas peludas, estaba más duro que una piedra y no pude evitar que una vez se quitará la playera por completo subirme casi en él mientras estaba sentado, ponerlo contra unos casilleros y mis manos a los lados de su cabeza para darle directamente un beso sin preguntar. El momento escaló lentamente mientras el me manosea la espalda baja, yo seguía sobre él y mi paquete casi en su cara, me apoye en los casilleros y dejé que él se diera el festín, lamiendo y disfrutando de mi polla como si fuera una paleta y con algo de saliva en los dedos me los mete por detrás para doble placer.

Mi mente estaba confusa por está situación, ciertamente muy placentera mientras el chico de mis sueños me está mamando como si siempre hubiera sabido cómo. Podrá haber sido el momento de poca lucidez pero el reflejo que podía ver en el espejo de mi casillero, era el mío pero no me reconocía otra vez, esa doble sensación de ver algo nuevo y a la vez familiar, mucho más grande ciertamente y con un tono de bronceado casi moreno proporcionado, pelo negro en rastas y una barba arreglada corta con esos hermosos ojos, los mismos ojos verdes de esta mañana.

— Este es tu destino, estás viendo tu potencial al máximo de lo que puedes llegar a ser, lo que seremos. — Una voz clara y fuerte suena dentro de mi cabeza.

— Lo quiero… pero no soy yo, tampoco eres tú, ¿Por qué me ayudas? — dije en voz baja entre gemidos.

— Porque quiero volver a vivir, sentir el placer de estar vivo y, quiero ganar el Mr Olympia que no pude. Tú tienes ese potencial y te llevaré al máximo de tu genética, no luches contra esto se que lo deseas y puedo hacer que esto que sientes se repita, hacer que consigas el hombre de tus sueños, pero tendrás que ser más grande si quieres complacerlo, le gustan grandes y dominantes.

— Eso es lo que notaste con ese otro tipo de antes, quiero… en verdad quiero ¡tenerlo! — Apenas termine de pronunciar eso último cuando el clímax llegó y me vine dentro de la boca de David.

— Entonces, ¡solo hazlo!

Cuando término de venirme en la boca de David, él me aparta para primero respirar un poco y luego decirme — Ciertamente no esperaba que te lanzaras así… me encanta pero, aún no siento que te quede.

— Me quedará la actitud por qué realmente quiero hacerlo otra vez y otra vez después de eso y más… David me gustas mucho… más que sólo físico obviamente, tienes una actitud que me alegra siempre que estás cerca.

 David se sonrojó un poco y luego sonrió acomodándo me al lado suyo. — Es entendible, varios chicos me lo han dicho antes que tú, pero todos terminan igual en qué esperan que sólo este siendo dominante… Me gustó un tiempo pero creo que soy más un dejado en el cuerpo soñado de un dominante.

— Quiero entonces ser yo ese dominante, se que no tengo ahora el cuerpo esperado pero sólo dame tiempo.

— ¿Cuánto?, ¿años? Estoy a años de ti como para que me superes, te apoyaré en crecer pero…

— ¿No quieres esperar verdad? Supongo que has tenido problemas para encontrar a alguien que te satisfaga, puedo oler aún lavanda en ti y sé que no es tuyo. David, te voy a superar, ¡Te superaré en semanas!

David soltó una pequeña risa pero recuperó rápido la compostura y dijo — Es un sueño muy grande, ¿realmente quieres hacer todo esto para estar conmigo?

— No es por tí, es por mi quién lo hago, tú eres el premio que quiero ganarme con o sin músculos, serás… ¡serás mi perra! Y no quiero un no por respuesta.

Su sonrojo no podía ser más evidente, incluso diría que ví que algo se movía en sus pantalones tras esa afirmación que dí, y no dijo nada más después de ello, sino que me dió un beso lento y me llevó a las duchas, no hubo más calentura más allá de sentir piel con el la del otro en un beso que en ese momento duró una eternidad. No sé si ya con esto está dispuesto o es que está encontrando el gusto hacia mi, pero sin duda alguna creo que es algo que ya no podremos fingir que no ocurrió, y si surge algo de esto y puedo llegar a conocer más a ese encantador hombre, espero poder darle lo que quiere y más en mi camino a mi propio ego de querer ser más grande, aunque no sé si es realmente mío, lo acepto y terminará siéndolo.

Después de la ducha, hablamos más aparte del gym y plática casual, me enteré más de su familia, me contó anécdotas y reímos un poco de salida al gym al caer el sol, y antes de decir adiós me dió su número de teléfono pero no el de entrenador sino personal, se despidió con una sonrisa y se fue en dirección contraria a la mía, estaba gritando de alegría dentro mío. Iba pensando en todo lo que pasó hoy en el camino al departamento, supongo que puedo resumirlo en qué quiero tomar las riendas de mi vida con esta oportunidad única de ser más de lo que nunca pude, con la condición de cumplir el sueño de Amari. Miraba mis brazos los cuales ya no dolían tanto y claramente conservaron esa bomba de la mañana, si lo que él dijo es cierto, llegaré a crecer más rápido de lo que David puede pensar, no solo puedo sentir ese calor en la sangre corriendo en todo mi cuerpo, lo estoy sintiendo y puedo verlo, ese poco pero notorio volumen extra, además de llevar puestos los tenis talla 12 que creo que llene por completo.

---------------

Les recuerdo, aún no termina el capítulo, y aún no hay votación.

  • Like 3
  • Upvote 1
Link to comment
Share on other sites

Muy bien ! Ya está iniciando la transformación ! Espero la segunda parte para ver cómo se va transformando al nivel de Amari… ! 

Link to comment
Share on other sites

Una segunda parte un poco corta pero si saliera el capítulo entero sentí que era mucho xb. Disfruten que hay mucho más por venir.

Capitulo 4: Parte 2

 

El domingo me tomé un descanso del ejercicio y de la universidad para poder planear lo que se avecina, los cambios han sido constantes hasta el momento, perdí algo de volumen en compensación de un crecimiento en altura, lastimosamente no tengo referencia marcada para ver cuánto he crecido, pero se cuánto mide Carl el cuál ya lo puedo ver a los ojos con sus 1.82 m (6 ft) claro que él a notado mis cambios y se volvió casi loco diciéndome que es imposible crecer tan rápido desde mi consulta el viernes, pero es real y dolió un poco con sudores en la cama, realmente que espero que no sean tan intensos los siguientes brotes de crecimiento. Y ahora que lo pienso tampoco sé cuánto voy a crecer, Amari dijo que iba a explotar mi potencial genético sea lo que sea que se refiere, si es hacerme tan alto como algún pariente cercano se que tengo un tío primo de mi padre de 1.90 m (6.5 ft) masomenos, musculoso creo que sería mi mismo abuelo que llegó a 117 kg (258 lb) de músculo, quizá con algo de grasa pero ciertamente más carne que otra cosa, lo demás no tengo idea qué tan… dotado sería.

Las comidas han ido aumentando y siendo más frecuentes también, si antes estaba tratando de establecer una dieta estricta para mí talla y peso, con estos cambios tendré que aplazarlo e ir cuidado de no sobrepasar me aunque se siente que este comiendo casi el triple de lo que comía antes, ciertamente se que lo voy a necesitar y seguir un poco el consejo de Edward, solo un poco… lo que más me preocupa es mi guardarropa que siento que la voy a superar demasiado rápido, las playeras están empezando a ser cortas al igual que los pantalones, y no se diga de mis zapatos que solo puedo llevar las sandalias que ya no solo sobresalen mis dedos sino también mi talón, el único calzado que me queda bien ahora es los tenis del casillero 23, espera… ¡ahí hay ropa! Puedo usarla mientras consigo nueva durante la semana, quizá me queden flojas al principio pero no por mucho.

Ciertamente no esperaba ir al gym un domingo por la tarde y menos con la ropa más grande que tenía que claramente no combina, los tenis blancos con unos pantalones de pijama y camisa hawaiana, pero hoy no me importa que piensen de mí, será solo un momento y ciertamente no creo ni reconocerme después. La única cosa es que a pesar de mi confianza, no esperaba encontrarme con Liam levantando seriamente en la barra, y claro está para mí mala suerte terminó cuando yo iba entrando y me vió.

— Espera… ¡¿Qué mierda llevas puesto?! No puedes venir así tan random a un lugar como este, espantas a los clientes ¡Enano! — Grito molesto Liam sentado y sudado por lo que parece un entrenamiento de horas.

— Solo vine por algo rápido y me voy, no pretendo…

— No me importa si se te perdió tus llaves o lo que sea, sabes que cuando estoy a cargo no tolero que no se tomen enserio este lugar, cliente o no aquí vienes aunque sea con ropa coherente.

A diferencia de su padre que es más relajado y bromista, intuyo que Liam heredó una actitud más agresiva de su madre casi al estilo 'Karen', no la he visto pero si escuchado en el teléfono gritándole a su marido sobre dónde está su pequeño angelito. Él podrá tener razón que incluso esto de venir vestido así es una tontería pero no el hacer hacer un escándalo y llamar la atención de todos hacía mí ¡Maldito idiota! Trate de ignorarlo y seguir mi camino a los vestidores, el siguió insultándome a veces de las maneras más creativas que he escuchado de cómo recalcar que era más pequeño que él, de cualquier forma no quería ni dirigirle la mirada no hoy ni cuando le inscribí por primera vez, recuerdo que él llegó a ser hablame al principio y mostrarme todo pero cuando llegó la primera novia que conocí de él, Laura creo que era, llegó a usarme como punto de referencia y denotar que tan grande es él y humillarme, luego me di cuenta que esto no iba a ser ocasional sino que se presentó justo después de que pasara mi tarjeta de crédito en una membresía de 6 meses, ¿Iba a despreciar tanto dinero solo por tener un idiota de vez en cuando molestado? Antes quizá no podría manejarlo bien, ahora se siente que me da igual.

Y cuando ya iba abrir el casillero 23 es que una mano detiene la puerta del casillero, esa mano con un dragón tatuado en todo el brazo solo le pertenecía a una persona y era a Liam. — Te crees mucho por ignorarme, ¿No? Pues vaya que tienes huevos si crees que te saldrás con la tuya, a mí me contestas cuando te hablo y obedeces lo que te digo ¡¿Está claro?!

No dije nada en ningún momento, solo lo voltee a ver con una cara más que cansada era de fastidio por tener que soportar a Liam, está claro que aún no puedo hacer nada o pienso que aún no pero quiero en verdad que me deje en paz y la única forma que se es que sea más grande que él para que ni quiera acercarse, ve a todo posible hombre más grande o atractivo que él como amenaza en su rebaño que llama su clase personal de zumba. Cómo tardé bastante en responder él sigue aquí fastidiando aunque no se atreve directamente a golpearme, vaya que está muy encimoso para que yo sea el primero que de el golpe y pueda justificarse con su padre del por qué atacó a un cliente, jamás ví realmente que hiciera eso pero corre el rumor que así se deshizo de un tipo llamado Robert hace años.

— vamos, te reto a que intentes abrir tu casillero, si te crees tan fuerte vamos, quita mi mano de ahí. Me retó Liam mientras se estiraba lo más posible sobre mi y mostrando su bicep izquierdo en plan de burla.

— Escucha, no tengo tiempo para ésto… solo vine por mi ropa y me voy, ¿Acaso quieres perder aquí tu tiempo conmigo?

— Me da igual si me tienes aquí una hora, te dije que intentaras moverme, si lo logras te dejo en paz, si no te irás por una semana.

— ¡¿Qué?! No puedes hacer esto, pagué por estar aquí.

— ¡Dije! Mi gym, ¡Mis reglas!

«Solo cuando no está tu padre» — Susurré más para mí mismo pero parece que me oyó y dió un golpe en el casillero 23 justo en la cerradura haciendo que fuera imposible abrirlo sin tener que cortar la hojalata.

— Pues que crees, te quedas sin tus cosas y sin entrar por un mes si no respetas las reglas de conducta al respecto del personal y de equipos de trabajo del establecimiento. — dijo Liam con un tono de burla y sonriendo como si hubiera triunfado.

— ¡Pero! Si tú fuiste quien hizo todo ¡Ésto!

— ¡Cállate!, es mi palabra contra la tuya, ahora vete o llamo a la policía.

Cerré la boca con fuerza haciendo rechinar los dientes, arrugué un poco la nariz pero me fui antes de decir nada más, solo que él incluso insistió con el tema antes de que saliera del local diciendo «¡Y se que tu rompiste el marco de la foto de Amari!». Eso último calmó momentáneamente mi enojo porque realmente fue mi culpa pero no duró mucho la calma antes de que pateara una lata con todas mis fuerzas de la calle y llegara hasta un callejón cruzando la calle.

Estaba furioso pero trate de mantener mi enojo hacia dentro, si uno me viera posiblemente diría que tuve un día muy estresante en el trabajo, y así fué por qué una mujer se acercó a mí y preguntó eso mismo, una mujer que diría que viene de un club pero al verla mejor diría que es más de un burdel. No presté mucho atención a lo que dijo, trate de pasar de ella pero siguió insistiendo, al final me convenció de ir no se muy bien cómo aunque claramente le dije que no llevaba la billetera conmigo, termine entrando al burdel, supongo que le pagan a ella por cada gente que logra meter al lugar con o sin dinero por lo menos que se enganchen con lo que vieron para una próxima vez. Se me fue bajando el enojo mientras iba entrando por un pasillo oscuro iluminado por franjas de luces de colores en las esquinas de las paredes, ciertamente no tenía ganas para ésto y pensaba en solo ir al baño, enjuagarme la cara he irme por la puerta de atrás y así fué como lo hice, ignore a las mujeres que se me presentaban en un escenario con las luces en el suelo alrededor de los tubos encerados en el que bailaban. Llegué al baño el cuál era uno normal de un local aunque siendo el baño de hombres no esperaba la mejor limpieza, fui a orinar después lavarme las manos y la cara, al fin pude calmarme, nunca experimenté una ira tan fuerte y duradera, supongo que es la testosterona extra corriendo por mis venas.

Me ví en el espejo un momento y pude notar mi rostro de siempre nada de visiones, mis ojos cafés estaban normal y mi pelo corto negro también, Lo único diferente que podría decir que tengo es que la barba se está notando más y por fin cerrandose, creo que también tengo los pómulos un poco más altos y creo que mi piel se ve un poco mejor que antes, realmente siento que me veo bastante bien ahora. Pero mi auto percepción de mí mismo fue interrumpido por unos gemidos, gemidos acompañados de pesadas respiraciones de un hombre que haya fumado mucho, mi vista se enfoca por dónde podría venir el sonido y veo que hay dos personas en los cubículos de los retretes, puedo distinguir unos tenis de tela verdes desgastados grandes y los inicios de unas pantorrillas gruesas bastante peludas, y más al fondo unas piernas delgadas sin pelo apoyadas en el suelo, alguien estaba recibiendo una mamada justamente conmigo en el baño, y no cualquier persona pues estoy bastante seguro que esa voz gruesa es nada más ni menos que de Edward.

La curiosidad me hizo acercarme demasiado mientras él parece que llegó al éxtasis, iba a irme lentamente ya confirmando que era él por su tono, pero de repente él abre la puerta del cubículo y yo por impulso me oculto en otro cubículo y medio cierro la puerta del baño mientras Edward sale aún con su polla fuera de sus pantalones y semidura, ¡dios mío! Rezo por esa mandíbula que tuvo que abrirse demasiado por el grueso de casi una lata de cerveza que tiene, y si no era tan larga pero quizá era más por lo grueso que es; detrás de él sale la otra persona que a mí gran sorpresa no era una chica sino un ¡Chico! Un femboy de cabellera azúl recortada hasta los hombros, unas medias blancas largas, orejas de lobo y solo una tanga que solo cubre su paquete pequeño pero duro.

No dijeron nada más allá de solo palabras sucias el uno al otro, Edward se terminó de vestir y le pagó a chico una buena cantidad de dinero sin antes despedirse de él con una nalgada juguetona, ambos se van y yo aún estoy algo en shock y ciertamente un poco excitado con la imágen mental de tremendo salami que lleva. Me fuí cuánto antes cuidándome de que no me viera Edward, a mi suerte parece que se fue en auto una vez terminó con el chico.

Ya llegando al departamento estaba cansado y me heche en la cama un rato mientras procese todo lo que pasó, fue cuando recordé lo de Liam que otra vez esa molestia volvió aunque menos intensa, ¿Ahora que iba hacer? No quiero dejar atrás mi entrenamiento un mes por el idiota de Liam. Pasé un rato en mi teléfono buscando alguna forma de seguir entrenando pero ya descarté varias antes, estaba perdiendo la esperanza hasta que recibí un mensaje de David preguntando, «¿Todo bien? Me enteré de lo que pasó con Liam». Quizá él puede ayudarme.

Llegué un acuerdo con él, David tiene un equipo en su casa para cuando no tiene tiempo de viajar hasta el gym, él me dijo que lo podría usar mientras pasa el mes, ciertamente me hubiera gustado que David se animara a darle una lección a Liam pero David es un gigante pacífico. Tendré que hacerlo yo entonces.

---------------------------------

¿Cómo quieren que se vengue Michel?

- una competencia.

- una pelea.

- follarlo.

- cambio de rol.

  • Like 3
Link to comment
Share on other sites

Ufff pero que par de capitulos. Sin duda alguna nuestro amigos esta recibiendo las "bendiciones" de Amari y este va hacer sacar todo el potencial escondido y mas de Michel.

Men encanta como de  a poco va cambiando y como el mismo se da cuenta de ellos, esta conciente de ellos y le gusta lo que pasa.

David es una dulzura me encanta como es con nuestro chico y q gran sorpresa la de Edward.

Liam merece ser puesto en su lugar. Sientoq detras de esa actitud hay algo escondido. Liam nunca  ha encontrado alguien que lo desafie y le gane me gustaria que Michel lo retara a una competencia y llas cosas pueden escalar de alli. 

Link to comment
Share on other sites

 

18 hours ago, kibo said:

¿Cómo quieren que se vengue Michel?

Un interesante capitulo, Michel se podría vengar de Liam con una competencia, en tal evento el aumentaría sus niveles de fuerza y testo por la furia que le da solo el ver a Liam, en plan hulk cuando se enoja 

Link to comment
Share on other sites

Join the conversation

You can post now and register later. If you have an account, sign in now to post with your account.

Guest
Reply to this topic...

×   Pasted as rich text.   Paste as plain text instead

  Only 75 emoji are allowed.

×   Your link has been automatically embedded.   Display as a link instead

×   Your previous content has been restored.   Clear editor

×   You cannot paste images directly. Upload or insert images from URL.

 Share

×
×
  • Create New...

Important Information

By using this site, you agree to our Guidelines, Terms of Use, & Privacy Policy.
We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue..